May asegura que los inmigrantes tratados injustamente serán compensados

Britain's Prime Minister Theresa May gives a speech in Manchester, February 6, 2018. REUTERS/Paul Ellis/Pool
Primera ministra británica Theresa May, dando un discurso el 6 de febrero de 2018. REUTERS/Paul Ellis/Pool

 

La primera ministra británica, Theresa May, aseguró que compensará los miembros de la conocida como “generación Windrush”, inmigrantes caribeños que se trasladaron al Reino Unido entre 1948 y 1971, que hayan sido tratados injustamente por el Ministerio del Interior.

EFE

La responsable del Ejecutivo británico pretende resolver así las “ansiedades y problemas” a los que han tenido que hacer frente este grupo de personas por el endurecimiento de las normas de inmigración que promulgó May en 2012, cuando era ministra de Interior.

May se disculpó el pasado martes por las amenazas de deportación que ha sufrido esta generación ante representantes de doce países del Caribe, que se encontraban en Londres asistiendo a la cumbre bianual de la Commonwealth.

“Quiero disipar cualquier impresión de que mi Gobierno está de algún modo actuando contra ciudadanos de la Commonwealth, en particular aquellos que provienen del Caribe”, dijo.

“No quiero que nadie albergue ninguna duda sobre su derecho a permanecer aquí, en el Reino Unido“, agregó la primera ministra.

Decenas de personas participaron ayer en Londres en una protesta en apoyo a estos inmigrantes caribeños que afrontan procesos de deportación y otros problemas legales al no poder demostrar que llevan décadas viviendo en el Reino Unido.

Esta semana se descubrió que cientos de cartas que probaban la llegada de estas personas al Reino Unido fueron destruidas en 2010, aunque, posteriormente, se encontró que en el Archivo Nacional consta el registro de llegada de otros tantos inmigrantes.

Con todo, para el abogado experto en inmigración Adam Sinfield, el descubrimiento en el Archivo Nacional tendrá un “uso limitado” para estas personas, porque su “mayor problema” radica en “la burocracia” que conlleva tener que demostrar cada uno de los años en los que han permanecido en el país. EFE