Reportan linchamiento de canadiense señalado de matar líder indígena en Perú

Un canadiense es sospechoso de matar a líder indígena en Perú. Foto AFP
Un canadiense es sospechoso de matar a líder indígena en Perú. Foto AFP

 

La Defensoría del Pueblo de Perú informó hoy del “linchamiento y homicidio” de un ciudadano canadiense sospechoso del asesinato de la líder del pueblo amazónico shipibo-konibo Olivia Arévalo.

“La Defensoría del Pueblo expresa su rotundo rechazo ante el linchamiento y homicidio del presunto autor del asesinato de la lideresa indígena Olivia Arévalo”, señaló el organismo en un mensaje publicado en su cuenta en la red social Twitter.

“Pedimos a las autoridades una profunda investigación”, remarcó la Defensoría luego de que el caso también fuera reportado por medios locales, que informaron que la Policía Nacional de Perú (PNP) encontró enterrado hoy el cuerpo del extranjero.

El diario El Comercio señaló que fuentes de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri) de la Policía le informaron que el cadáver fue hallado por agentes en la localidad de Yarinacocha, en la región amazónica de Ucayali.

El diario La República ratificó que las autoridades “hallaron este sábado el cadáver de un ciudadano extranjero, quien aparentemente fue acusado por indígenas de ser el autor del asesinato de Olivia Arévalo, lideresa del pueblo amazónico shipibo konibo”.

Los medios de Lima replicaron información difundida por medios regionales como Pucallpa Noticias y Gaceta Ucayalina, que aseguraron que el sospechoso, quien residía en Yarinacocha, al parecer fue capturado y linchado por pobladores indígenas el pasado jueves, poco después del asesinato de Arévalo.

Horas antes, la viceministra de Interculturalidad, Elena Burga, declaró al canal estatal TV Perú que las autoridades tenían como principal sospechoso del asesinato de la líder indígena a un canadiense e investigaban el móvil del crimen.

La versión de que Arévalo fue asesinada por un canadiense también fue difundida por la organización Servindi, dedicada a la comunicación intercultural, que citó a representantes de organizaciones de indígenas que dieron esa información.

Servindi indicó en su página en internet que testigos señalaron que el presunto asesino hizo cantar a Arévalo un “ícaro” (canto de curación), tras lo cual dio dos disparos al aire y otros tres contra la lideresa indígena, que le causaron la muerte.

Arévalo era una reconocida defensora de los derechos culturales del pueblo shipibo-konibo y fue asesinada el jueves cuando se encontraba en su casa en la comunidad de Victoria Gracia, en la región de Ucayali, según la Federación de Comunidades Nativas de Ucayali y Afluentes (Feconau).

Este viernes, el primer ministro de Perú, César Villanueva, afirmó que estaba “muy consternado” por este asesinato y prometió que “no quedará impune”.

Las organizaciones que integran el Foro Social Panamazónico (Fospa) también lamentaron y condenaron en un comunicado el crimen y afirmaron que se trató de “un nuevo feminicidio político”.

El jueves, tras informarse del asesinato, el pleno del Congreso peruano guardó un minuto de silencio en memoria de Arévalo, mientras que la Defensoría anunció que haría un seguimiento a las investigaciones de la Policía y la Fiscalía sobre el crimen.

EFE