Bob Dylan saca “Heaven’s Door”, su propia marca de whisky

Corresponde al cantante estadounidense decidir si quería asistir o no a la ceremonia de entrega de premios

Bob Dylan ha decidido entrar en el mercado de los licores y, en un último giro a su carrera, ha lanzado su propia marca de whisky, bautizada “Heaven’s Door” por su éxito musical “Knockin’ on Heaven’s Door” y que saldrá a la venta el próximo mes.

Dylan y su nuevo equipo no elaborarán el whisky, sino que lo comprarán a una serie de productores y cambiarán una serie de características antes de embotellarlo, indicó hoy el diario The New York Times, que dio la noticia.

La colección “Heaven’s Door” consistirá en tres tipos de whisky: un bourbon de siete años, un whisky almacenado en un barril doble antes de ser embotellado y un whisky de centeno que ha sido guardado en barriles de roble procedentes de la cordillera de los Vosgos, en Francia.

Uno de los socios de Dylan es el empresario Marc Bushala, de 52 años y famoso por haber creado el whisky de centeno “Angel’s Envy”, que luego vendió por 150 millones de dólares a Bacardi.

Según el Times, Bushala comenzó en 2015 a pensar en un whisky con el nombre de Bob Dylan y, después de varios encuentros con el artista, consiguió que Dylan se convirtiera en uno de los socios de la empresa, llamada “Heaven’s Door Spirits” y que ha conseguido una inversión de 35 millones de dólares.

“Los dos queríamos crear una colección de los mejores whisky estadounidenses, que a su manera, contaran una historia”, dijo Dylan en un comunicado a The New York Times.

“He viajado durante décadas y he podido probar algunos de los mejores licores que ofrece el mundo del whisky. Este es un gran whisky”, afirmó Dylan.

El artista entra en el mercado del whisky artesanal en un buen momento, pues las ventas de whisky estadounidense crecieron un 52 % en los últimos cinco años, llegando a sumar 3.400 millones de dólares solo en 2017, según datos del Distilled Spirits Council, una organización que representa a las empresa de licores de EE.UU.

Dylan se suma así a otros famosos que han entrado en el mundo de los licores, como el rapero Jay Z, que compró la marca de champán Armand de Brignac, o George Clooney, que creó la marca de tequila Casamigos y luego la vendió a la empresa británica Diageo por mil millones de dólares. EFE