Cambian de prisión al médico que delató la ubicación de Bin Laden con la CIA

Shakil Afridi | Foto captura de las redes sociales
Shakil Afridi | Foto captura de las redes sociales

Las autoridades carcelarias paquistaníes han trasladado de prisión por motivos de seguridad al médico que ayudó a la CIA a buscar al líder de Al Qaeda Osama Bin Laden, informaron hoy a Efe fuentes oficiales y de su defensa.

Shakil Afridi fue trasladado el jueves por la noche de una prisión en la ciudad de Peshawar, entrada a las zonas tribales del noroeste del país, a una cárcel en Rawalpindi, urbe colindante a la capital paquistaní, indicó Qamar Nadeem, abogado del médico.

Nadeem afirmó que no ha sido informado por parte de las autoridades del motivo del traslado de Afridi, por lo que carece de más detalles.

Un miembro del Gobierno provincial de Khyber Pakhtunkhwa, de la que Peshawar es capital, reveló sin embargo a Efe bajo condición de anonimato que el médico había sido trasladado por “motivos de seguridad“, sin dar más explicaciones.

Afridi participó en una falsa campaña de vacunación en la ciudad paquistaní de Abbottabad (noreste) orquestada por la CIA para conseguir muestras de ADN de Bin Laden y fue detenido poco después de la muerte del terrorista en una operación de comandos especiales de Estados Unidos el 2 de mayo de 2011 en el país asiático.

Un año después, Afridi fue condenado a 33 años de prisión por lazos con grupos terroristas por un tribunal de las zonas tribales, donde rige un ordenamiento legal de la época colonial británica y no tiene efecto la Constitución del país.

La sentencia del médico, quien nunca recibió una condena explícita por alta traición por su colaboración con la agencia de inteligencia estadounidense, fue reducida a 23 años de prisión en 2014, año en el que presentó una apelación a su condena sin que se haya celebrado una sola vista desde entonces.

El presidente estadounidense, Donald Trump, afirmó durante la campaña electoral en mayo de 2016 que liberaría a Afridi “en dos minutos” si ganaba los comicios, una afirmación que provocó condenas en Pakistán.

EFE