Pepe Martínez: La tragedia de La Guairita estaba cantada y Maduro es el culpable

Foto: José “Pepe” Martínez / Prensa
Foto: José “Pepe” Martínez / Prensa

 

“Para poder superar esta crisis de servicios públicos, este régimen debe salir por la fuerza. Por la fuerza ciudadana, institucional e internacional, lo que nosotros hemos llamado la dimisión”, ratifica

El coordinador de Vente Venezuela en Miranda, José “Pepe” Martínez, acompañó este jueves a los vecinos de La Toma, en La Guairita, luego de la tragedia que ocurrió en el sitio por la rotura de un tubo matriz de agua. Desde el sitio, el dirigente aseguró que este problema estaba cantado y Nicolás Maduro es el culpable.

“Para poder superar esta crisis de servicios públicos, este régimen debe salir por la fuerza. Por la fuerza ciudadana, institucional e internacional, lo que nosotros hemos llamado la dimisión”, ratificó.

Martínez relató que el problema trajo como consecuencia la pérdida absoluta de cinco casas y la inundación de siete casas más. Los ciudadanos que habitaban las cinco casas están en condición de refugio, mientras las otras familias perdieron absolutamente todo.

En este sentido, consideró injusto que, producto de la ineficiencia y el colapso adrede de los servicios públicos, los vecinos vean perdidos lo que ha sido producto de su esfuerzo. “Lo que vimos que sucedió hoy no es nuevo. Hace dos años, esto había sucedido, no en la misma magnitud, pero fue una advertencia”, dijo.

“Hoy vemos cómo un país entero se encuentra en una crisis absoluta de servicios públicos y esto es intencional. Que no haya transporte, agua, luz y teléfono es intencional, porque quieren hacernos pobres y miserables, porque quieren hacer nuestra vida lo menos diga posible, porque quieren que dependamos de ellos”, sentenció.

El Coordinador estadal del partido de la libertad sostuvo que esta crisis seguirá evolucionando mientras ellos sigan en el poder y no se descentralice este servicio. Asimismo, hizo tres llamados: a los vecinos de El Hatillo, a ser solidarios; a las autoridades, a garantizar que los afectados puedan recuperar sus bienes y a los venezolanos en general: “Tenemos que ejercer la presión necesaria para que se vayan”.

La vecina afectada Elsi de García contó que hace dos años se reventó esa misma tubería e Hidrocapital no tomó las previsiones necesarias. “No perdí mi casa, pero perdí todas mis cosas. Esto no es de ahorita, es viejo, por la construcción de dos casas. Nosotros no tenemos que irnos para un refugio”, expresó.

 
Nota de prensa.