En el marco del acercamiento intercoreano, Pyongyang cambia la hora

(foto EFE)
(foto EFE)

 

El dirigente norcoreano Kim Jong Un prometió avanzar la hora de su país 30 minutos para sincronizarla con su vecino del Sur durante la cumbre el viernes con el presidente surcoreano Moon Jae-in, anunció Seúl el domingo.

Las dos Coreas no tienen la misma hora desde 2015, cuando el Norte anunció súbitamente que todos los relojes del país se retrasarían 30 minutos.

Pyongyang explicó entonces que se trataba de acabar con la medida del tiempo impuesta hace más de un siglo por el colonizador japonés y de marcar el 70º aniversario de su liberación del yugo de Tokio.

Según Yoon Young-chan, portavoz de la presidencia surcoreana, Kim prometió cambiar la hora de los relojes norcoreanos durante la histórica cumbre que le convirtió en el primer dirigente de Corea del Norte que pisa el sur de Corea del Sur desde el guerra de Corea (1950-1953).

Kim explicó que le parecía “desgarrador” ver dos relojes que daban horas distintas en el salón donde tuvo lugar el encuentro, en Panmunjom, un pueblo de la Zona Desmilitarizada que divide la península.

“Puesto que somos nosotros quienes modificamos la hora estándar, vamos a volver a la hora original. Pueden anunciarlo públicamente”, declaró Kim, según el portavoz, que celebró esta “medida simbólica”.

La expresidenta conservadora de Corea del Sur, Park Geun-hye, había criticado con severidad el cambio de hora en 2015, considerando que agrandaba el abismo entre los dos países separados desde la guerra.

Durante la cumbre, Kim y Moon acordaron lograr una península “no nuclear” e intentar establecer una paz permanente en la península. Las dos Coreas están aún técnicamente en guerra, dado que el conflicto se terminó con un armisticio y no con un tratado de paz. AFP