Frente Decode respalda pronunciamiento de la iglesia venezolana con respecto a la suspensión de elecciones

Obispos venezolanos en Roma / cortesia
Obispos venezolanos en Roma / cortesia

Los Arzobispos y Obispos de Venezuela se pronunciaron el 23 de abril de 2018 en favor de la postergacio?n de las elecciones previstas para el 20 de mayo de 2018, habida consideracio?n de la inexistencia de garanti?as suficientes que aseguren que la convocatoria electoral sea un evento libre, confiable y transparente, tal como lo contemplan la Constitucio?n Nacional y las leyes electorales.

Nota de Prensa

Ciertamente, como afirma con honda preocupacio?n el episcopado venezolano, tal como esta?n las cosas, antes que resolver la grave crisis nacional, esas“elecciones” podri?an agravar la crisis, profundizar la confrontacio?n entre venezolanos y conducir a una situacio?n de cata?strofe humanitaria sin precedentes.

El FRENTE DECODE se solidariza con la posicio?n de la Conferencia Episcopal Venezolana, y exhorta al Gobierno Nacional, a la Fuerza Armada Nacional y dema?s instituciones competentes; a los candidatos presidenciales; a los partidos poli?ticos, al Frente Amplio Venezuela Libre, y a todas las organizaciones poli?ticas, sociales, empresariales, y en general a los ciudadanos venezolanos, a sumarse activamente a este llamado del arzobispado, a postergar las elecciones para el u?ltimo trimestre del presente an?o.

Al mismo tiempo, llamamos a contribuir entre todos a crear un clima de sosiego y tolerancia adecuado para que las elecciones presidenciales, convocadas en la fecha legal correspondiente, sean un instrumento democra?tico que facilite retomar la estabilidad poli?tica que permita superar los gravi?simos problemas de salud, seguridad, servicios y alimentos que ahora padecen millones de venezolanos.

Es consustancial a la democracia que las elecciones se realicen con estricto apego a normas que garanticen transparencia, igualdad e imparcialidad en todo el proceso. Hoy es evidente que dichas condiciones son precarias o no existen. Postergar las elecciones para el u?ltimo trimestre del an?o, de comu?n acuerdo entre los factores poli?ticos, sociales e institucionales, seri?a un paso decisivo para devolverle credibilidad a la alternancia en el poder y al voto como expresio?n genuina de la voluntad popular; y adema?s, le abriri?a cauces a la unidad nacional, al entendimiento y al sosiego de una sociedad extenuada de tanto enfrentamiento, angustias, males y desesperanza. La suerte presente y futura de los 32 millones de venezolanos que somos, debe estar por encima de cualquier diferencia.