Un 86 % es el déficit de generación térmica en Zulia

Habitantes reportan que la falla del servicio se presenta desde horas de la mañana de este miércoles. Foto: Archivo.
Foto: Archivo.

 

La generación térmica en Zulia está con saldos rojos. Su capacidad de generación de megavatios está en 14 por ciento; de los dos mil 918 megavatios instalados que tienen las 12 plantas termoeléctricas en la región solo se producen 395. La mitad de las plantas están paradas y apenas siete de las 46 unidades de generación funcionan, 39 están fuera de servicio. Así lo reseña laverdad.com

Los planes de la Corporación eléctrica Nacional (Corpoelec) es aumentar la generación térmica en Zulia para disminuir los racionamientos que se aplican en bloques de cuatro horas diarios. Para ello deben cumplir con los mantenimientos mayores de las unidades que están vencidos. Y es que Corpoelec operó las turbinas al casi el doble de las horas permitidas sin hacerle los trabajos de recuperación.

El ingeniero José Aguilar, consultor internacional en análisis de riesgos eléctricos, explicó que en el caso de planta Ramón Laguna, hoy parada y que Corpoelec estimaba arrancar una de sus cinco turbinas el pasado martes, sus unidades pueden operarse por 48 mil horas continuas antes de hacerle un mantenimiento mayor; pero la estatal eléctrica las mantuvo trabajando por al menos 40 mil horas adicionales.

“En el caso de Termozulia ocurre una situación similar. En esa planta, las unidades pueden operarse por unas 24 mil horas porque se trabaja con gasoil, y Corpoelec no hizo los mantenimientos en el lapso requerido. Las consecuencias es que hoy tenemos solo dos de las nueve turbinas produciendo”.

Francisco Martin, vicepresidente de Corpoelec, confirmó que en el estado hay una déficit de mil 500 megavatios. Apenas tienen capacidad para distribuir 900 megavatios, mientras que la demanda es de entre 2.500 y 2.800 MW.

El segundo al mando de la estatal eléctrica indicó que el plan que tienen programado es recuperar la generación de las plantas Ramón Laguna, Termozulia, Casigua, San Lorenzo y Santa Bárbara, que hoy en su conjunto apenas producen 315 MW y su meta es que lleguen a mil a mediados de junio.

“La aguda emergencia eléctrica en la región zuliana es culpa de la estatal eléctrica por dejar morir los megavatios térmicos de la región que casi aproximan una capacidad instalada de tres mil megavatios, con lo que se podría cubrir la totalidad de su demanda”, recalcó el experto.

“Chatarra” a Maracaibo

El Gobierno nacional enfila sus esfuerzos en Termozulia, donde solo la unidad 4 y ocho funcionan. Las seis restantes están paradas. De ellas, la uno está averiada y es la que sustituirán por un turbogenerador que trasladan desde Sidor, en el estado Bolívar.

La turbina usada marca General Electric modelo GE 7FA de 171 MW que llegó a Guayana en marzo 2010 es una chatarra eléctrica que requiere de piezas que fueron robadas y de la revisión del fabricante para poder funcionar, de acuerdo con un informe de Corpoelec de septiembre de 2013 publicado por El Pitazo.

La turbina, con capacidad de generación de 171 megavatios (Mw), fue traída a Venezuela desde EEUU en marzo de 2010 para construir la planta Sidor B, que se uniría a otra de 85 Mw de capacidad, para dar a la siderúrgica 256 Mw, obra que nunca se concluyó. Fue vendida por la empresa contratista del sector eléctrico Derwick al entonces presidente de Sidor y máxima autoridad de la Corporación Venezolana de Guayana (CVG), Rodolfo Sanz, indicó el portal de noticias.

El experto eléctrico José Aguilar asegura que Sidor pagó por las dos turbinas usadas de la Planta B 96,8 millones de dólares, 22 millones de dólares más que el costo del mercado para máquinas de ese tipo recién salidas de la fábrica.

“Los 96,8 millones de dólares que se pagaron indebidamente por una planta que nunca se construyó en SIDOR, hubiesen permitido los mantenimientos mayores de todas las nueve unidades del Complejo Termozulia (1300 MW)”.