Domingo Alberto Rangel: ¿Existe banca en Venezuela?

Domingo Alberto Rangel  @DomingoAlbertoR
Domingo Alberto Rangel @DomingoAlbertoR

 

A manera de consuelo para tontos señalo que la reacción generada a raíz de la intervención de Banesco tiene parangón con la pasividad de un pueblo que llevado a la miseria y ante la falta de alternativas se contenta con las explicaciones esotéricas del gobierno y la falta de soluciones por parte de la oposición. Pero hablando de pasividad… hay más.

Por ejemplo: Llama la atención que Fedecámaras en vez de hacer al gobierno un reclamo principista, en pro del capitalismo porque la banca es una de las instituciones fundamentales para la libre empresa, solo atine a dar una pobre declaración que parecía sacada de un guión de telenovela “la intervención de Banesco produce angustia e incertidumbre”.

Esta orfandad del banco liderado por Juan Carlos Escotet, abandonado por el público y por la patronal empresarial, quizás se deba a que para la opinión general este banquero es chavista y en ese caso los argumentos a favor no se escuchan o se archivan. La misma opinión que el público tiene sobre otros personajes amenazados con que sus bancos serán intervenidos y a los que pocos se atreverán a quebrar lanzas en su apoyo.

Dirán cosas como “el perro mordiendo al amo” pero eso no es lo importante como tampoco lo es el motivo real por el cual el gobierno intervino a Banesco porque sobre ese particular todo parece ser parte de una irresponsable Bomba de Humo dirigida más a ocultar los retardos de la implementación del nuevo cono monetario… que a captar las remesas –o frenar el bachaqueo de billetes- que en realidad no requieren, gracias a la tecnología, de un banco intermediador porque para eso basta con al menos dos cuentas en el exterior, fondeadas con divisas, y, otras dos en Venezuela… más al menos un celular inteligente… y la remesa llega sin intermediación de ningún banco.

Pero, apartando los bancos de supuestos chavistas colaboradores, quedan muchas otras instituciones financieras que perfectamente podrían protestar y no lo hacen… razón para averiguar.

Y en ese plan uno se topa con que en nuestro país banco que no se arrime al gobierno… difícilmente prosperará… porque el esquema de negocios ni es capitalista ni merece aplausos.

Así ha sido desde que un vástago del generalísimo Francisco de Miranda en el siglo XIX fue dotado del permiso correspondiente… y después de haber hecho pequeños negocios con el gobierno de entonces… picó los cabos porque en realidad no le gustaba trabajar duro que es lo que hacen los banqueros.

La banca en Venezuela desde que el gobierno es el primer capitalista… cambió para mal.

Hay bancos, desde luego, pero la mayoría de “los que hay” no se ajustan a las definiciones que se encuentran en los tratados de Economía donde queda claro que la banca presta a privados principalmente el dinero de los accionistas y el de los depositantes… para financiar negocios privados que luego devolverán los créditos y el interés.

Pero, en el mundo bizarro que se ha convertido nuestra Venezuela… los bancos nacen del capital que el estado les deposita en calidad de amigos… dinero que viene de los presupuestos de ministerios, gobernaciones y alcaldías… y liquidan ganancias más con las hasta hace poco en boga “notas estructuradas” o los “Bonos Soberanos o de PDVSA”… que prestando el dinero que hay en caja… para financiar negocios que devolverán el préstamo y los intereses.

Y en este mundo bizarro donde ahora es muy difícil emitir bonos en dólares… y menos aún los destinados a terminar en manos de inversionistas de las grandes bolsas… todos los bancos que para vivir requieren de oxígeno del gobierno… están semi paralizados con lo cual comienza a aclararse el motivo de una lucha patriota en las actuales circunstancias.

Más allá de dolarizaciones y otros ardides… para gobernar saneando el país… habrá que volver a la época cuando los banqueros no hacían negocios con el estado… sin importar las opiniones políticas de dueños de bancos porque las hay de todos los colores.

Dos de estas instituciones no crecieron como los que hoy están amenazados o intervenidos que lo hicieron en poco tiempo y gracias al estado chavista… son Mercantil y BVC… a ninguna la han podido intervenir a pesar de las ganas que les tiene el gobierno… lo cual prueba que es mejor tener un banco pequeño pero sano… que uno supuestamente inmenso pero en peligro porque cada vez que el estado les facilita las cosas a los banqueros… también pide contraprestaciones… las más corruptas… y otras disparatadas.

A buen entendedor.