La polémica envuelve al padre de Meghan Markle días antes de la boda de su hija

Meghan Merkle
Meghan Markle

 

Quedan solo unos días para que el príncipe Harry y Meghan Markle sellen su amor el sábado, 19 de mayo, en la capilla de San Jorge del Castillo de Windsor. Inmersos en los preparativos del gran día, la pareja real del año ha visto como, una vez más, uno de los hermanastros de la exactriz se ha visto implicado en la polémica. El pasado domingo salía a la luz la noticia de que el padre de la exactriz de Suits había sido acusado de hacer un montaje con un paparazzi para vender imágenes previamente preparadas. Un día después ha sido Samantha Markle, hermana de Meghan por parte de padre, la que ha reconocido que ella fue la responsable de las instantáneas pactadas en las que aparece su progenitor.

En las imágenes de la polémica se ve a Thomas Markle, de 73 años, dentro de un cibercafé, consultado una página web con información sobre la boda. En otras, aparece leyendo un libro sobre lugares turísticos de Gran Bretaña y tomándose medidas en una tienda de ropa. Todas las imágenes se habrían amañando y las habría realizado un famoso reportero gráfico de celebrities afincado en Los Ángeles. Fueron las cámaras de seguridad del locutorio las que han revelado que ambos habían colaborado y ensayado cómo realizar el reportaje.

Sin embargo, la polémica ha tenido un inesperado giro después de que la hermanastra de Meghan haya reconocido que instigó a su padre para que accediera al montaje, alegando que lo hizo para beneficio de la Familia Real y no para conseguir dinero antes de la boda. Fue de ella la idea de que su padre, que vive retirado en México, apareciera viendo noticias sobre su hija y el príncipe, consultando libros sobre Inglaterra y emulando que se tomaba las medidas para hacerse un traje. La razón de tan insólita idea sería, en palabras de Shamanta, ofrecer una imagen “positiva” antes de llevar a su hija al altar. “Soy la única culpable. Le dije que mostrara al mundo cómo se ponía en forma y que eso podría beneficiarle a él y a la Familia Real”, ha dicho a una televisión británica. Thomas Markle tendrá un gran protagonismo en Windsor ya que ejercerá como padrino.

Pero Samantha no ha sido la única que ha intentado boicotear la historia de amor de la futura mujer del príncipe Harry. La semana pasada, Thomas Markle Jr., el otro hermanastro de Meghan envió una carta a la revista In Touch en la que criticaba a la novia del año y advertía a su futuro cuñado que todavía no era demasiado tarde para cancelar el enlace. “Querido príncipe Harry. Aún no es tarde. Está claro que Meghan Markle no es la mujer para ti”, comienza la misiva. Curiosamente, una semana después, Thomas Jr. cambiaba de opinión y estaba dispuesto a hacer las paces en otra nota que enviaba a la misma revista en la que recordaba los momentos que había compartido con su medio hermana, sus mejores deseos para el gran día y pedía, in extremis, que le invitaran a la boda.

Lo cierto es que la relación de la exprotagonista de Suits con sus hermanastros es prácticamente nula. No están invitados a la Capilla de San Jorge y ni siquiera los nombró, el pasado noviembre cuando concedió su primera entrevista en televisión como prometida del nieto de Isabel II. Sin embargo, sí que mencionó a sus padres y a sus amigos. De hecho, se espera que varios de sus compañeros de reparto de la serie de televisión estén entre los invitados al enlace.

Vía: Hola.com