Freddy Paz: Estafa continuada

thumbnailFreddyPazJUL2016

A escasos tres días de un proceso electoral fuera del marco de la constitución, de manera irregular, con unas condiciones diseñadas por el gobierno nacional, y el CNE para seguir torciendo la voluntad popular, de espalda a todo un país y al concierto mundial de naciones, el gobierno está intentando darse un baño de legitimidad con el claro próposito de seguir atornillado en el poder.

Un poder que no le pertenece, que es del pueblo, por cuanto los venezolanos estamos siendo víctimas de la estafa más grande jamás vista y cometida alevosamente en contra de toda una nación.

Mucho se habla del fraude electoral planificado para el venidero 20 de mayo.

Estas elecciones revestidas de ventajismo, compra de votos, uso grosero del poder, un CNE al servicio del candidato oficialista, las instituciones y recursos del estado para favorecer una campaña electoral, olvidando al pueblo que los eligió. Un pueblo que padece de hambre, sufre con el colapso de los servicios públicos, y muere de mengua por la falta de medicamentos.

El verdadero fraude se viene cometiendo contra el ciudadano desde hace 20 años. Dos décadas de engaño sostenido y continuado, precedido por presos políticos y hechos violentos que dejaron una estela de sangre marcada en la historia reciente de nuestro país.

Se estafa a todo un pueblo cuando se gana su favor electoral a través de promesas, de mentiras. Esta realidad, cuyos protagonistas son una nueva elite política de gobernantes, que llegaron al poder en un momento de gran disyuntiva e incertidumbre nacional; y llegaron enarbolando las banderas de la lucha social, de la igualdad para todos, invocando el humanismo y la lucha obrera.

Han pasado veinte años de aquella Venezuela dónde aún eramos felices y no lo sabiamos, de esa venezuela que solo queda el recuerdo.

Nos prometieron acabar con los niños de la calle, nos prometieron cero pobreza, nos prometieron el mejor sistema eléctrico de latinoamerica, nos prometieron ser país potencia, y no cumplieron. Lo único que sí realizaron, fue arruinar y empobrecer a Venezuela y a los Venezolanos.

Por ejemplo, en el año 2016 se venía presagiando hacia el barranco donde dirigian al país. La cesta básica familiar para el cierre del 2016 alcanzaba un costo de Bolívares 604.323,00 hoy año y medio después, la misma cesta familiar está superando los 100.000.000,00 de bolívares, es decir, 166 veces más costosa. En el 2016, el ingreso mínimo integral (salario mínimo más cesta tickets) era de bolívares 90.911,00 y hacían falta apróximadamente 18 salarios mínimos para acceder a la cesta básica. Hoy, a mediados del año 2018, el ingreso integral asciende a bolívares 2.500.000,00 pero hacen falta 40 ingresos mínimos para poder adquirir la cesta básica. La inflación acumulada para el año 2016 era de 550%, hoy toca el 15.000% con tendencia a la alza.

No hace falta ser economista ni haberse graduado con honores en cualquier universidad del mundo para darse cuenta de la catástrofe económica, política y social que vive el pueblo de Venezuela. Hoy no vivimos mejor que hace veinte años, ni siquiera mejor que hace dos años atras.

Este es el verdadero fraude, una estafa continuada a una nación, a un pueblo, el desconocimiento de la voluntad de la gente, gobernar para unos pocos a costa del sacrificio de millones que hoy son asolados en el país más rico de la América Latina.

Freddy Paz

@freddyspaz