Jorge Botti: “el día 21M vamos a enfrentarnos a la continuación y profundización de la crisis”

Jorge Botti / Cortesía
Jorge Botti / Cortesía

 

Jorge Botti empresario y expresidente de Fedecámaras manifestó que los resultados anunciados luego del proceso electoral del 20 de mayo, indistintamente de quien resulte ganador del evento, “no serán necesariamente los que satisfacen al pueblo y solo van a profundizar la crisis política, social y económica que ya estamos viviendo”.

Por Harianlys Zambrano en Fedecámaras Radio

Botti señaló que el país está polarizado, “hay dos partes que luchan por el poder y debajo de esa lucha hay una sociedad que está pasando mucho trabajo”. “En una sociedad polarizada y con procesos respetables, una elección presidencial sería deseable que abriera la luz para que los venezolanos expresen sus pesares, pero este no será el caso, este evento no va a ser la solución (…) será un elemento para potenciar más conflictos”.

Explicó también, que este domingo indistintamente de los resultados, la crisis social y económica se verá sin respuesta, pues “un país requiere de mucho tiempo para recuperarse luego de los daños que ha dejado este modelo político”. “Aun cuando haya resultados adversos y reconocidos por el ejecutivo, sería el único escenario en el cual si acaso se inicia una transición negociada con todo lo que ello significa”, pero nada de esto aseguraría la solución de la hiperinflación.

Desde el punto de vista económico, “el día 21 vamos a enfrentarnos a la continuación y profundización de una crisis que ya estamos sufriendo, no estoy de acuerdo con aquellos que dicen que un país nunca se acaba, porque la población si lo hace, las empresas se destruyen, las familias se rompen y la humanidad de termina”.

Aseveró que un país puede vivir mucho tiempo en medio de corrupción, en medio de pobreza, en medio de conflictos e inclusive con enfrentamientos civiles, pero lo que ha demostrado la historia es que en hiperinflación ningún país funciona por mucho tiempo, tal vez vamos a darle gracias en el futuro a la hiperinflación porque fue la que finalmente quebró un modelo que no puede seguir adelante”, ya que será este fenómeno quien abrirá las puertas al cambio, pero solo luego de generar un colapso social.

Para el empresario, lo más preocupante a corto plazo, es que aun en el entendido de que el gobierno continúe en el poder con su plan de la patria, aun cuando se quisiera cambiar de modelo, “me temo que ya es tarde, yo no veo la posibilidad ni siquiera con un cambio de gobierno de abrir espacios para el cambio económico a menos que no haya primero un gran pacto político”.

Si no se logra un pacto político, no habrá la confianza suficiente para el cambio económico, si eso no sucede no se pueden levantar las sanciones internacionales y sin levantarlas es imposible el cambio económico, expresó. No se puede dolarizar la economía ni se puede hacer ninguna reforma como refinanciar deudas ni ninguna otra acción que es requerida con urgencia para corregir el fenómeno inflacionario, “de modo que se avecinan meses más duros todavía para la crisis social y económica”.

Reconstrucción de Venezuela en medio de la crisis social y económica

Botti manifestó que para la reconstrucción social y económica del país, “debemos asumir el reto de salirnos del rentismo y entender que el petróleo no puede ser el único punto de sobrevivencia de Venezuela”.

Dijo además que hay dos elementos claves para recuperar el país, el primero,  darle la vuelta y “jugarse la carta petrolera”, lo que quiere decir dejar entrar una gran cantidad de actores para invertir y sacar el sector petreolero adelante. El segundo punto es buscar los sectores claves para ahorrar divisas, “tenemos que volver a producir divisas y eso solo se hace con petróleo, porque las exportaciones tradicionales no son suficientes y hay que ahorrar”. Agrego que en  un plazo de unos cuatro a cinco años, si se pone el sector agropecuario a producir  se pueden ahorrar hasta diez mil millones de dólares.

Finalmente, durante una entrevista en el programa “Informe Fedecámaras” con Richard Fortunato, sentenció “al final de esta era le vamos a agradecer al socialismo del siglo 21 que destruyera la industria petrolera porque finalmente construiremos una sociedad productiva que no va a depender del petróleo”.