Padre de Meghan Markle rechazó ser intervenido por servicio médico público mexicano

Thomas Markle (Foto Andy Johnstone/Daily Mirror)
Thomas Markle (Foto Andy Johnstone/Daily Mirror)

 

El padre de Meghan Markle fue atendido por el servicio público mexicano y diagnosticado con problemas cardíacos pero rechazó ser intervenido, informó el jueves la secretaría de Salud del estado de Baja California, donde reside.

Thomas Markle, que ya confirmó que no asistirá a la boda real el próximo sábado, acudió al Hospital de Playas de Rosarito hacia las seis de la mañana del jueves 3 de mayo por un “dolor cordial”, señaló la institución sanitaria.

Markle, de 73 años, fue intervenido el miércoles pasado de emergencia en algún otro hospital, reportó el sitio de celebridades TMZ.

Pero una semana antes había llegado al nosocomio mexicano diciendo que llevaba cuatro horas sintiendo “molestias sin estar realizando ningún esfuerzo físico”, detalló la secretaría de Salud de Baja California en un comunicado.

Se le “realizaron estudios para descartar padecimientos, así como radiografías y un electrocardiograma, además de que se le administró medicamento para el dolor” y el diagnóstico fue “cardiopatía mixta, isquémica e hipertensiva”, añadió la nota.

Pero Thomas Markle rechazó cualquier tratamiento, incluso ser trasladado hasta su hogar en Rosarito.

“El paciente decidió darse de alta voluntaria la tarde del viernes 4 de mayo, para continuar su atención en un servicio médico privado”, concluyó la secretaría de Salud.

Thomas Markle, un director de iluminación de televisión hoy retirado que ganó un Emmy en 2011 por su trabajo en la serie estadounidense “Hospital General”, mantuvo en vilo a la prensa sobre si entregaría o no a su hija en el altar, pero finalmente canceló su asistencia a la boda debido a su enfermedad. AFP