Emigrar es un postgrado que culminó su paso por América del Sur

Logo proyecto - Baja resolución

Luego de que el joven escritor José Aguilar Lusinchi, se pusiera como meta visitar varios países de América Latina para conocer las historias de otros venezolanos que decidieron dejar el país atrás, el viaje inició.

Todo comenzó el 10 de abril en la frontera de con Brasil. En un lugar llamado el kilómetro cero en la vía a Santa Elena de Uairen, luego de pasar el pueblo de Tumeremos, el taxi se detuvo por cierre de la carretera por parte de un grupo armando denominado Los Mineros. El recorrido no sería fácil.

JAL continuó a pie durante 55 minutos hasta que tomó otro carro con destino a Las Claritas en el kilómetro 88 y luego otro hasta Santa Elena para cruzar la frontera. Ya en Brasil, visitó un refugio de venezolanos ubicado en Boa Vista, parada obligada para todos aquellos que salen del país por tierra y deciden que atravesar Brasil es la mejor opción.

Vivencias

Unos 4.000 emigrantes están en los albergues instalados por el Gobierno y otros 2.000 duermen en las calles de Boa Vista a la espera de que se abran nuevas plazas en esos refugios o se concluya la instalación de otros.

Tal es el caso de la plaza Bolívar ubicada en Boa Vista y donde se encuentran aproximadamente 1150 emigrantes. Entre carpas y colchones hacen vida, y en chinchorros pasan la noche.

Un total de 350 toldos sirven de techo y son custodiadas por la Policía Federal de Brasil. Niños, adultos y tercera edad se reunieron en este sitio público, al no tener un lugar seguro donde permanecer. Entre lágrimas y gratitud, José Aguilar Lusinchi se paseó por esta plaza y constató las grandes penurias en las que viven los venezolanos allí.

Por su paso en Argentina, 28 venezolanos fueron entrevistados para Emigrar es un postgrado. La visita en Buenos Aires estuvo acompañada de nuevas alianzas, encuentros con ONG y entrevistas en radios y televisoras digitales dirigidas por jóvenes de nuestro país.

Santiago de Chile fue la próxima parada en este viaje. Allá, se sumaron 31 testimonios. Además, se conoció la historia de un refugio para venezolanos, donde actualmente, habitan aproximadamente 49 paisanos, entre ellos, ocho son niños.

Casi 250 venezolanos han pasado por este refugio llamado “Chile ayuda a Venezuela”, ubicado en Puente Alto, en la capital chilena. El lugar se encarga de recibir a los emigrantes y darles un lugar para dormir. Además, ofrecen apoyo psicológico, asistencia médica, comida, ropa y la asesoría necesaria para integrarse a una nueva sociedad y al trabajo en un país extranjero. El lugar es temporal y se ubica dentro de la Iglesia que administra el pastor Bernabé Bazán.

La siguiente ciudad visitada por Emigrar es un postgrado fue Lima, Perú. 38 venezolanos contaron su historia. Además, es importante nombrar la reunión con dos ONG que brindan el apoyo necesario para un comienzo de vida fuera del país de nacimiento. El éxodo de venezolanos a este país latino, se estima que es de más de 190 mil. Y según estudios, más del 90 % tramita su permiso temporal de permanencia (PTP).

Como última parada del viaje, José Aguilar Lusinchi pisó Quito. La República del Ecuador ha facilitado el acceso a más de 50.500 permisos de residencia a ciudadanos venezolanos bajo diferentes categorías de visas disponibles como Unasur, amparo, convenio, estudiantiles y de trabajo.

La Asociación Civil Venezuela en Ecuador tiene reconocimiento oficial en el país y ofrece asesoramiento legal e información sobre las ofertas de trabajo. Cada día entran 4.000 venezolanos a Ecuador, y, según el ACNUR, cerca de 236.000 venezolanos ingresaron a Ecuador entre 2016 y septiembre de 2017.

El recorrido llegó a su fin, pero Emigrar es un postgrado apenas comienza. Con cientos de testimonios recopilados y muchos más por conocer, el proyecto emprendió la meta de documentar la diáspora a través de la escritura de relatos basados en testimonios de migrantes venezolanos.

Conclusión

El crecimiento personal explicado en materias que componen un postgrado que a criterio del joven escritor, certificará a millones de venezolanos como la mejor generación de nuestro país. Este proyecto sin duda fomentará el ejercicio del crecimiento que han tenido los venezolanos motivados por la migración forzada, a fin de establecer alianzas estratégicas entre venezolanos en el mundo.

Nota de prensa