Crisis venezolana y las razones por las que va a empeorar

mercado inflacion

 

Tras resultar ganador en unas elecciones cuestionadas por la oposición, la Unión Europea, doce países latinoamericanos, Estados Unidos y Canadá, Nicolás Maduro se dispone a continuar en la presidencia de Venezuela por otros seis años. Si bien ha prometido que su reelección será el inicio de un período de prosperidad, todo apunta a que al menos en el corto plazo, los venezolanos deben prepararse para una fase más aguda de la crisis económica. Así lo reseña diariolasamericas.com

La economía venezolana no crece desde 2014 y acumula seis meses en hiperinflación, pero lejos de comenzar a salir del túnel el país está a las puertas de un período de mayor escasez, incremento de los precios y persistencia de la recesión. Estas son las causas.

Menos dólares

En Venezuela 96 de cada 100 dólares provienen de las exportaciones de petróleo y la cantidad de barriles que se extrae diariamente cae vertiginosamente en un contexto de mala gerencia y falta de inversiones. En abril, de acuerdo con las cifras reportadas por el gobierno venezolano a la OPEP, la producción se ubicó en 1,5 millones de barriles diarios, cifra que se traduce en un declive de 4% respecto al mes anterior y de 22% respecto a octubre de 2017.

La consecuencia es que a pesar del rebote que han experimentado los precios del petróleo el país contará con menos divisas para que las empresas del sector privado importen materia prima e insumos, por lo tanto, continuará el declive de la oferta y la escasez de productos básicos en los mercados.

Alejandro Grisanti, director de Ecoanalítica, no descarta que la producción petrolera continúe en descenso y cierre este año en 1,2 millones de barriles diarios, menos de la mitad de lo que el país generaba en 1998 cuando el chavismo llegó al poder.

Nuevas sanciones

En agosto de 2017 Estados Unidos consideró como ilegítima la elección de una Asamblea Nacional Constituyente en Venezuela y prohibió a sus bancos, empresas, particulares y en general a cualquier entidad financiar a PDVSA, la empresa petrolera en manos del estado venezolano, en operaciones con más de 90 días de vencimiento.

Esta medida limitó seriamente la posibilidad de Pdvsa de reestructurar su deuda o recibir crédito a largo plazo, pero permitía una serie de transacciones que alivian la estrechez de recursos. El lunes de esta semana, tras considerar la elección del pasado domingo como fraudulenta, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, reforzó el cerco con nuevas sanciones.

Para leer la nota completa pulse Aquí