Ataque con explosivos y tiroteo en el Ministerio de Interior afgano en Kabul

Afghan policemen stand guard amid an attack and gunfire in Kabul, Afghanistan May 30, 2018. REUTERS/Mohammad Ismail
Policías afganos atentos ante ataque a Ministerio de Interior con explosivos y tiros // FOTO REUTERS/Mohammad Ismail

 

Varios insurgentes atacaron hoy el Ministerio de Interior afgano en Kabul, donde se produjo primero una explosión y después un tiroteo que continúa entre los atacantes y las fuerzas de seguridad, informó una fuente policial. EFE

El ataque al nuevo complejo del Ministerio del Interior comenzó hacia la 12.00, hora local con una explosión en la entrada, aunque no está claro si se trató de un atacante suicida o una bomba, lo que abrió paso a un número indeterminado de atacantes, afirmó el portavoz del Ministerio de Interior, Najib Danish.

“Hasta el momento sólo ha resultado herido un policía, no se ha informado de más víctimas”, explicó el portavoz.

Agregó que los atacantes han superado el primer puesto de control y están manteniendo un intercambio de disparos con las fuerzas de seguridad.

No obstante, aseguró que el nuevo complejo ministerial, inaugurado el año pasado, se halla fuertemente protegido, con numerosos controles de seguridad antes de llegar al edificio principal, por lo que es muy difícil para los insurgentes avanzar.

“No es un motivo de preocupación para nosotros, la situación está totalmente bajo control”, sentenció el portavoz.

Kabul ha sufrido varios ataques suicidas en lo que va de año, el más grave el registrado en enero cuando los talibanes hicieron estallar una ambulancia bomba cerca del antiguo Ministerio de Interior, donde aún operan algunas dependencias oficiales, lo que dejó más de un centenar de muertos.

El último ataque de envergadura en la capital ocurrió el pasado 30 de abril, cuando 25 personas, 10 de ellas periodistas, perdieron la vida en un doble atentado.

También el mes pasado una acción suicida contra un centro de registro de votantes en Kabul, cuya autoría asumió el grupo yihadista Estado Islámico (EI), causó 69 muertos y cerca de 120 heridos.

Afganistán atraviesa una de sus etapas más sangrientas desde el fin de la misión de combate de la OTAN en enero de 2015.