Atraem afirma que toma de mercados municipales traerá más escasez y quiebra de comercios

IMG_20151007_103255

La directiva de la Asociación de Trabajadores, Emprendedores y Microempresarios (Atraem) elevó su voz de protesta ante la decisión del Presidente Nicolás Maduro de tomar los mercados municipales y de calificar a quienes laboran allí de mafiosos. Al respecto los voceros recordaron que el origen neurálgico del bachaquerismo está en la economía roja que promueve controles excesivos y la repuesta a esto es el surgimiento del mercado negro. Expresando que esta medida solo causará más hambre y quiebra de los negocios.

Nota de prensa

Alfredo Padilla, director general de Atraem, explicó que el presidente Maduro al ordenar tomar los mercados municipales estaría violando disposiciones constitucionales y revoca la Ley Orgánica de Poder Público Municipal, la cual le reserva a las alcaldías el desarrollo de la economía local. “Aquí a través de ordenanzas el municipio tiene la competencia de administrar y regular los mercados municipales y apoyar a los trabajadores no dependientes”, indicó.

Enfatizó que el objetivo fundamental de esta medida es lograr un control absoluto de todos los mercados del país, siendo la Misión Abastecimiento Soberano y Seguro la encargada de intervenirlos por orden presidencial. “Esta institución no es nada soberana porque el pueblo no tiene el derecho a escoger los productos que quiere comprar ni tampoco es seguro ya que no sabes si va a conseguir los bienes que necesitas. Es decir el nombre de esta misión es casi una burla al ciudadano”.

Reveló que este organismo que ya se ocupa de distribuir los famoso Clap, ahora ocuparan los espacios de los concesionarios de los mercados, que han sido dueños de su puesto durante décadas equipándolos con mucho esfuerzo con refrigerador, estantería por solo mencionar algunos bienes. “El propio Presidente Maduro dice que hay que sacar a estos trabajadores esposados de sus negocios por mafiosos, estamos hablando de un golpe mortal a la economía privada popular. Incluso ese pueblo que creyó en la oferta de Chávez en 1998 que lo llevo al poder”, subrayó.

Destacó que esta decisión sometería al pueblo a mayor hambre, ya que al no poder comprar en los mercados tendría que resignarse a esperar la caja Clap y verse obligado a sacar el carnet de la patria para medio comer. “Esto agudizaría el atropello a la gente que trabaja y vive de su esfuerzo diario, personas del pueblo humilde. También la medida golpearía a los bodegueros”.

Concluyó que esto es un atentando a la libertad económica aunado al plan circula en las comunidades denominado “Ubica tu casas”, donde grupos asociados al partido de Gobierno estarán haciendo espionaje sobre viviendas que están vacías para ocuparlas ilegalmente. “Ante la gran migración de venezolanos muchas viviendas han quedado solas y ante esta realidad del Gobierno estimula el vandalismo violando la propiedad privada y arrebatándole a familias el esfuerzo de toda una vida”, sentenció.