Destacado empresario nicaragüense aboga por adelantar elecciones

Carlos Pellas - Confidencial
Carlos Pellas – Confidencial

 

El influyente empresario nicaragüense Carlos Pellas se pronunció este miércoles a favor de adelantar las elecciones de 2021 para resolver la grave crisis que vive el país a raíz de las violentas protestas que dejan más de 80 muertos.

“Desde mi punto de vista, y es algo que compartimos plenamente en el sector privado, hay que encontrar una salida ordenada, dentro del marco constitucional, que implique reformas que conlleven un adelanto de elecciones en Nicaragua”, afirmó Pellas, uno de los hombres más ricos de Centroamérica, en una entrevista con el diario La Prensa.

Pellas propuso que la fecha de las elecciones sea acordada en el diálogo que median los obispos católicos entre el gobierno y la Alianza Cívica por la Justicia y Democracia, que integran los estudiantes, empresarios y sociedad civil.

“Se requiere a lo inmediato la renuncia de todos los miembros del Consejo Supremo Electoral (CSE)”, actualmente controlado por jueces afines al oficialismo, agregó el empresario, presidente de Grupo Pellas, que aglutina un conglomerado de empresas con presencia en Centroamérica, el Caribe y Estados Unidos.

“El modelo que traía el país se agotó. Se necesita de forma urgente acordar un nuevo modelo de nación que permita la convivencia inclusiva, democrática, institucional y pacífica de todos los nicaragüenses”, opinó Pellas, quien afirmó también que el presidente Ortega debe “mostrar voluntad de dialogar y aceptar cambios fundamentales”.

Pellas espera que el país pueda promover una transición pacífica en el marco del diálogo que promueve la Conferencia Episcopal, que debe anunciar la fecha de la reanudación de las negaciones.

“Hay que hacer hasta lo imposible para evitar más violencia y confrontación” y “para eso es indispensable que los mecanismos del diálogo y negociación funcionen”, indicó.

Es la primera vez que Pellas se pronuncia sobre la crisis que azota Nicaragua desde que se iniciaron las protestas el 18 de abril.

“Estoy indignado y muy dolido por las más de 80 vidas sacrificadas y por los más de 800 heridos que ha causado la violencia desproporcionada con que el gobierno ha enfrentado los reclamos de los estudiantes y de la población en general”, condenó.

“Estos crímenes no pueden quedar impunes”, remachó.

EFE