Diputado Luis Lippa alerta que Venezuela producirá menos del 30% que el 2017

Luis Lippa, diputado de la Asamblea Nacional // Foto Prensa
Luis Lippa, diputado de la Asamblea Nacional // Foto Prensa

 

El presidente de la Comisión Permanente de Ciencia y Tecnología de la Asamblea Nacional y miembro de la dirección nacional de Primero Justicia, diputado Luis Lippa, informó que una vez iniciada “a duras penas y contra todo pronóstico” la siembra del período de invierno, los trabajadores de la tierra no contaron con el apoyo del Estado y dadas las condiciones alertó que la producción para este año será mucho menor que la del 2017, hecho grave por la situación de escasez y desabastecimiento que se viene presentando en Venezuela.

Lippa indicó que “ya empezó este ciclo de siembra y los verdaderos productores no contaron con semillas, no tienen los abonos, no tienen los insumos para limpiar la tierra, ni repuestos para los tractores, es por ello que alertamos al país, debido a que se estima que se producirá 30 por ciento menos que el año pasado y en la situación en la que nos encontramos es muy delicado, ya que se agudizaría la crisis alimentaria”.

Dadas las condiciones, denunció que sectores están siendo extorsionados, “nuestros productores se están enfrentando a un hecho peor que una invasión y expropiación, les están condicionando su producción, algunos factores están ‘ofreciendo ayuda’ para la siembra, siempre y cuando se puedan quedar con parte de la cosecha, entre 70 a 80% de la produción se lo tienen que vender al que está colaborando, eso no es más que un apoderamiento del producto del campesino, es una vulgar forma de cobrar vacuna, por tal razón, el llamado es al Gobierno para que preste atención y actúe”.

El parlamentario resaltó que Apure era reconocido por ser productor de carne y a la fecha “no podemos enaltecernos por ello, estamos comiendo menos carne, la inflación y la escasez nos aleja constantemente del suplemento nutricional”. De la misma manera el reclamo fue al Gobierno, “es precisamente el Estado que está encabezando una guerra económica contra el pueblo que no encuentra la manera para sobrevivir, sumado a ello la carga del transporte público, es insólito que en Venezuela la gasolina sea un lujo, pues eso está ocurriendo en el municipio Páez, frente a la mirada indiferente de los gobernantes, quienes ahora anuncian la toma de los mercados municipales, bajo la escusa de capturar las mafias, aquí todo el mundo sabe quienes están detrás del negocio de los CLAP e inversión”.

Nota de Prensa