EEUU anuncia nuevas sanciones contra grupos vinculados al régimen iraní

Departamento del Tesoro

El Departamento del Tesoro de EE.UU. anunció hoy una nueva ronda de sanciones contra dos entidades, entre ellas Ansar-e-Hezbollah, y tres individuos vinculados con el gobierno de Irán por “abusos de derechos humanos”.

“Irán no solo exporta terrorismo e inestabilidad en todo el mundo, de manera rutinaria viola los derechos de sus propios ciudadanos”, afirmó Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, en un comunicado.

Mnuchin subrayó que “aquellos que critican la mala gestión y la corrupción del régimen son objeto de abuso y maltrato en las prisiones de Irán”.

Entre los sancionados figura el grupo paramilitar Ansar-e-Hezbollah, y tres de sus líderes: Abdolhamid Mohtasham, Hossein Allahkaram y Hamid Ostad.

Asimismo, ha sido incluida en la lista negra del Tesoro la prisión iraní de Evin, en Teherán, donde Washington acusa “a las autoridades de llevar a cabo tácticas brutales que incluyen asalto sexual y físico”.

Como consecuencia, quedan congelados los activos que estas personas e instituciones puedan tener bajo jurisdicción estadounidense y se prohíbe cualquier tipo de transacción financiera con entidades de EE.UU.

Esta nueva ronda se produce después de que Washington explicara la pasada semana su nueva política respecto a Teherán, que incluye una lista de drásticas condiciones para un nuevo acuerdo con Irán sobre sus programas nuclear y balístico.

En concreto, el secretario de Estado, Mike Pompeo, advirtió que se impondrán unas sanciones “sin precedentes” destinadas a debilitar el régimen iraní y cambiar su comportamiento.

Tres semanas después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, anunciara la retirada del acuerdo nuclear alcanzado en 2015 junto a Irán y otras cinco potencias (China, Rusia, Francia, Reino Unido y Alemania) Pompeo aseguró que su Gobierno no está dispuesto a “renegociarlo”.

Desde entonces, Washington ha impuesto sanciones a una red dedicada al suministro de dinero a la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución de Irán y al gobernador del Banco Central de Irán. EFE