Fuerzas estadounidenses y afganas abaten a 70 presuntos líderes talibanes

maxresdefault3

Las Fuerzas Armadas de EE.UU. y Afganistán ejecutaron en los últimos días una serie de “ataques de precisión” en los que perdieron la vida más de 70 presuntos líderes talibanes, según informaron hoy fuentes de la coalición internacional que combate el yihadismo.

Los ataques, que tuvieron lugar entre los días 17 y 29 de mayo, se cobraron la vida de algunos de los principales líderes talibanes en las provincias de Kandahar, Herat, Farah, Uruzgan y Helmand, se señaló en el comunicado de la coalición.

“Estos ataques representan uno de los mayores golpes a los talibanes a lo largo del último año”, aseguró el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de la OTAN y de EE.UU. en Afganistán, John Nicholson.

El mayor de estos ataques tuvo lugar el día 24 en la localidad de Musa Qala, uno de los principales bastiones de los insurgentes, durante “un encuentro de alto nivel” entre altos mandos de los talibanes, en el que murieron más de 50 insurgentes, entre ellos el “gobernador en la sombra” de Helmand.

Esta ofensiva se produce en el marco del proceso de paz iniciado el pasado mes de febrero por el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, que no obstante se ha visto ensombrecido por la nueva ofensiva anunciada por los talibanes el 25 de abril.

Durante una videoconferencia celebrada esta mañana en el Pentágono, Nicholson destacó que, antes de que diera comienzo esta nueva ofensiva de los insurgentes, “la violencia provocada por los enemigos” en suelo afgano se había reducido un 30 % en relación con la media registrada en los últimos cinco años.

Asimismo, el militar recalcó la importancia de las conversaciones entabladas por todas las partes involucradas con el objetivo de poner fin al conflicto y comparó la actual situación en el país con el proceso de paz de Colombia.

“Hemos visto situaciones similares en otros conflictos, como el de Colombia, donde las dos partes estaban hablando de paz al mismo tiempo que luchaban en el campo de batalla (…). Yo lo llamo ‘hablar y luchar'”, declaró.

Estados Unidos lidera en Afganistán la coalición internacional que, al amparo de la OTAN, combate al terrorismo islamista en la región en el marco de la operación “Resolute Support” (‘Apoyo Decidido’).

Según datos del Pentágono, cerca de 2.400 estadounidenses han perdido la vida en Afganistán desde que dio comienzo esta contienda a raíz de los históricos atentados del 11 de septiembre de 2001. EFE