Juez de EEUU falla a favor de expresidente y exministro bolivianos

Un juez estadounidense falló este miércoles a favor de una moción del expresidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada y el exministro Carlos Sánchez Berzaín | Foto @noticiasfides
Un juez estadounidense falló este miércoles a favor de una moción del expresidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada y el exministro Carlos Sánchez Berzaín | Foto @noticiasfides

Un juez estadounidense falló este miércoles a favor de una moción del expresidente boliviano Gonzalo Sánchez de Lozada y el exministro Carlos Sánchez Berzaín y se prevé que desestime el fallo del jurado que declaró a ambos responsables civiles de la muerte de ocho personas en protestas registradas en Bolivia en 2003.

EFE

“Los demandantes no presentaron ninguna evidencia” de un “plan concebido para matar civiles”, señaló el juez James I. Cohn en el documento, al que tuvo acceso Efe. El juez anticipó además que “emitirá un fallo final por separado a favor de los demandados consistente” con la decisión de este miércoles.

El pasado 3 de abril, el jurado de este caso civil responsabilizó a Sánchez de Lozada y Sánchez Berzaín de las muertes de ocho personas en las protestas sociales registradas en Bolivia en 2003 y fijó compensaciones por 10 millones de dólares.

Mauricio Balcázar, quien fue ministro de Comunicación en el primer Gobierno de Sánchez de Lozada (1993-1997), señaló hoy a Efe que el hecho de que hubiera “muchas muertes no es evidencia de que hubiera un plan oficial para matar civiles”.

Según Balcázar, este fallo significa que finalmente se va a “desestimar” la decisión del jurado y que no hay “responsabilidad” de Sánchez de Lozada y Sánchez Berzaín en las muertes de civiles.

La defensa había interpuesto durante los primeros días del juicio, que comenzó en marzo pasado en una corte de Fort Lauderdale, al norte de Miami, la moción amparada en la “Regla 50”, en la que cuestionaba la evidencia presentada contra los exdirigentes bolivianos.

La “Regla 50” establece que un tribunal de primera instancia puede anular la decisión de un jurado si considera que no tuvo una base probatoria legalmente suficiente para decidir la responsabilidad de los demandados, que fue lo que pasó este miércoles.

El juicio civil, considerado el primero sobre derechos humanos contra un exjefe de Estado, se amparó en la Ley de Protección a Víctimas de Tortura (TVPA, en inglés), que autoriza demandas en tribunales federales de EE.UU. por ejecuciones extrajudiciales.

Sin embargo, el juez consideró este miércoles que la evidencia presentada en el juicio “no respalda una inferencia razonable de que las muertes en estos casos cumplen con el requisito mínimo de asesinatos extrajudiciales”.