Rafael Rodríguez Mudarra: Manipulación del diálogo

thumbnailrafaelrodriguezmudarra

El 20 de mayo se llevó a cabo la elección para presidente de la República, tal como fue convocado por la ANC, tenida, esta, como espuria, por haber sido electa contrariando los principios constitucionales, puesta en práctica por un CNE, que salvo excepción de uno de sus rectores Luis Emilio Rondón, cuyo consideraciones contrarias, expuestas en el “sanedrín electoral” no han llegado, ni llegarán más allá de la transcripción que a bien ha tenido hacerle uno que otro periódico asociado a la prensa independiente; dado que el resto de sus integrantes, electos de manera amañada , por la Asamblea Nacional presidida por el capitán Cabello sin integración opositora, valiéndose del recurso de la “Omisión legislativa”; militantes del partido de gobierno, por lo tanto incapaces de ordenar, en el proceso ocurrido, como ha sido evidente el inicio de averiguación administrativa por violaciones a las normativas de la Ley Orgánica de Procesos Electorales, entre las cuales se encuentra, un pernicioso acuerdo con Nicolás Maduro, para silenciar todo lo ocurrido en el menguado proceso, entre otros de: “Escanear los carnets de la patria, en los desolados centro de votación” , con omisión de tan descarado ilícito e incurriendo en no cumplimiento de la normativa electoral vigente.

La realización de la elección presidencial, impuesta por el poder ejecutivo mediante un órgano no constituyente, proclamado en agosto de 2017, produjo en forma espontanea , grande abstención electoral, cual sin dirección opositora idónea , no es más que el reflejo de la insaculación de los bolsos contentivo de basuras para saciar el hambre , sumado al éxodo indetenible de los que han llegado a conseguir los medios para hacerlo; a la vez que se denota la prostitución de los poderes públicos, convertidos en burócratas cada día más sumisos; así como la falta de coherencia, de quienes creyéndose ductores del pueblo, han sido incapaces para izar banderas la dignidad nacional; para luchar por la libertad de la prensa, expresión del pueblo; del parlamento soberano, del Poder judicial libre ; de la organización democrática de los partidos políticos ; de los sindicatos; de todas las formaciones sociales que se han venido creando en las naciones modernas.