Indetenible el colapso: Pdvsa estudia declarar “Fuerza Mayor” para incumplir sus exportaciones de crudo

MaduroRamirezPdvsa

 

Desde hace años venimos reseñando la senda a la quiebra de la estatal petrolera Pdvsa. Sin embargo, en los últimos dos años podríamos llamarlo el colpaso operativo de esa empresa. Hoy les traemos dos reseñas, una de la agencia Reuters y otra de la agencia especializada Argus Media sobre la posibilidad que la empresa, unilateralmente, declare motivos de “fuerza Mayor” ante sus clientes, para incumplir con los volúmenes de crudo que tienen contratados y que Pdvsa no puede entregar por falta de producción

Por lapatilla.com

Reuters| PDVSA de Venezuela aumenta perspectiva de fuerza mayor en exportaciones de crudo: fuentes

 

HOUSTON/CARACAS (Reuters) – La estatal venezolana PDVSA ha planteado la posibilidad de declarar fuerza mayor en los contratos con sus principales compradores de crudo en medio de la caída de la producción en sus campos petroleros y la congestión en los puertos, dijeron el martes tres fuentes familiarizadas con el asunto.

La menor producción en Venezuela ha contribuido a una remontada de los precios globales del petróleo hasta a un máximo de casi cuatro años, y otros miembros de la OPEP podrían aumentar su bombeo en una reunión este mes para contrarrestar la disminución y otros riesgos a los suministros globales.

El petróleo es una fuente de ingresos clave para el presidente Nicolás Maduro, pero su Gobierno, que enfrenta problemas de liquidez, no ha invertido lo suficiente en la industria para evitar la caída del bombeo.

PDVSA informó a algunos clientes que deben enviar buques equipados para aceptar transferencias de petróleo de barco a barco en lugar de cargar en sus puertos. Si no aceptan los términos, la firma está considerando declarar fuerza mayor, en esencia declarando que sus contratos no pueden cumplirse, dijeron las fuentes familiarizadas con el asunto.

Por separado, la empresa comenzó a notificar a todos sus clientes que ya no recibirá nuevos tanqueros para cargar en las terminales de Jose y Paraguaná, hasta que logre suplir a las embarcaciones que están en espera.

Congestión de tanqueros

La mayoría de los clientes hasta el momento ha rechazado la nueva metodología de carga debido a la ausencia de una tercera parte para supervisar las operaciones. El costo adicional para completar la transferencia también contribuyó a la negativa, según empresas navieras y operadores.

PDVSA ha estado utilizando las sanciones que le impuso el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, como una razón fundamental del cambio, según una de las fuentes.

Las terminales de exportación de Venezuela se han visto saturadas desde que la petrolera estadounidense ConocoPhillips obtuvo órdenes judiciales para congelar importantes operaciones de PDVSA en el Caribe, desde donde la firma venezolana solía enviar grandes cargamentos rumbo a Asia. El martes, más de 70 tanqueros se encontraban frente a las costas de Venezuela, según datos de seguimiento de buques de Thomson Reuters.

“Vamos a probar la idea de barco a barco primero”, dijo la fuente con conocimiento del tema. “Muchos clientes van a preferir esto que seguir acumulando demoras”, agregó, refiriéndose a los largos tiempos de espera para la carga.

Uno de los clientes indios de PDVSA confirmó que recibió una solicitud para obtener sus cargas mediante transferencias entre buques. El comprador hasta ahora se ha negado a aceptar los nuevos términos, dijo un empleado que no estaba autorizado a hablar públicamente y solicitó el anonimato.

Operadores y navieras eran escépticos de que las transferencias logren aliviar las congestiones.

PDVSA aún tendrá que cargar embarcaciones en su puerto Jose para llevar el crudo a su instalación propuesta de carga en alta mar, y no se espera que los declives en la producción se reviertan.

Los buques muy grandes que normalmente no se acercan a la costa occidental de Venezuela ahora son visibles desde el Centro de Refinación Paraguaná (CRP), según un trabajador del recinto.

PDVSA no contestó pedidos de comentarios.

Argus Media | Pdvsa considera fuerza mayor en exportaciones de petróleo

 

La estatal venezolana Pdvsa está considerando una declaración de fuerza mayor sobre algunos de sus contratos de suministro de petróleo en junio, a menos que sus clientes acuerden aceptar reducciones de volumen de hasta 50%, según informaron funcionarios de PdV a Argus.

La caída de la producción de crudo de Pdvsa, las averías crónicas en sus mejoradores de crudo pesado y la dificultad para importar crudo ligero y nafta stán reduciendo progresivamente la cantidad de petróleo disponible para la exportación. La compañía ya estaba aprovechando la flexibilidad en sus contratos de suministro para reducir hasta 10 puntos porcentuales en los volúmenes de exportación.

Pero ahora se avecinan recortes más grandes.

Pdvsa “en el mejor de los casos solo tiene alrededor de 695,000 b / d de crudo disponibles para exportación en junio”, dijo un ejecutivo de la división de mercadeo de Pdvsa.

Debido a que los problemas de la compañía son estructurales, cualquier declaración de fuerza mayor establecería un impedimento comercial que el país de la OPEP no podría superar rápidamente.

Pdvsa está solicitando a sus principales clientes que en junio, quienes le tienen contratado colectivamente 1,5mn de b / d de crudo, acepten volúmenes menores y que reestructuren los contratos de suministro existentes hasta por un año.

Entre los factores que explican el déficit de suministro de Pdvsa está el mantenimiento continuo de su mejorador PetroPiar, en el que Chevron posee una participación de 30 puntos porcentuales. La instalación, que ha estado fuera de línea desde principios de mayo, suministra alrededor de 160,000 b / d de crudo sintético a la cartera de exportaciones del país. El mantenimiento durará hasta el final de junio como muy pronto, dicen los funcionarios de PdV. Chevron no quiso hacer ningún comentario.

Los otros tres mejoradores, todos operados por PdV, se encuentran en condiciones operativas más pobres.

Pdvsa podría invocar fuerza mayor si los nuevos acuerdos de suministro que implican volúmenes más pequeños no pueden resolverse con clientes tales como la estatal china CNPC, la india Reliance y la rusa Lukoil.

El Ministerio de Energía probablemente atribuiría esa declaración de fuerza mayor a las sanciones financieras de Estados Unidos y los efectos de su disputa relacionada con la deuda con la estadounidense independiente ConocoPhillips que cortó la logística caribeña de Pdvsa el mes pasado. Desde la perspectiva del gobierno cada vez más aislado de Venezuela, la estrategia impulsaría su caso a nivel internacional contra las sanciones, al agregar presión al mercado petrolero.

Las obligaciones de la compañía en junio incluyen 1,27 millones de b / d de mezcla Merey de 16 ° API para ocho clientes, incluidos Valero, Nynas y Tipco.

Los clientes de Pdvsa que rechazen los nuevos acuerdos con recortes de oferta, podrían ver suspendidos todos sus suministros venezolanos hasta que se resuelvan las circunstancias que obligan a Pdvsa a declarar fuerza mayor, dijo uno de los funcionarios de Pdvsa.

Pdvsa no espera resolver sus deficiencias de suministro de crudo para el próximo mes. “Pdsa tiene un problema estructural crítico que no se puede arreglar en unas semanas o incluso en unos pocos meses, porque el problema central es que la producción de crudo de Venezuela ha caído muy por debajo de los volúmenes que tenemos contratados para entregar”, dijo un ejecutivo.

“Simplemente no estamos produciendo suficiente crudo, y no tenemos el flujo de efectivo para compensar mediante la compra de crudo a terceros, para cumplir con nuestros compromisos de suministro. Nuestra mayor preocupación operativa en este momento es que la producción continúa cayendo y nuestros volúmenes de suministro de exportación también continuará, como resultado, disminuyendo”.

Cualquier declaración de fuerza mayor implicaría sanciones financieras que los proponentes no están teniendo en cuenta, dijo un detractor dentro de la empresa.

Los clientes de PdV en los EE. UU. no han comentado sobre los contratos recortados de suministro propuestos. Las empresas rusas Rosneft y Lukoil y la CNPC de China no han sido notificadas formalmente de posibles fallas en el suministro durante junio, dijeron funcionarios locales rusos y chinos.

Pero los refinadores chinos anticipan que las dificultades de suministro de PdV probablemente empeorarán en los próximos meses y ya están comprando suministros alternativos en Canadá, Colombia y México, dijo un diplomático chino.

Alrededor de la mitad de las exportaciones de Pdvsa se destinan al repago de préstamos respaldados por petróleo, principalmente a China pero también a Rusia.

Es probable que la ONGC y Reliance de la India busquen compensar los suministros decrecientes de Pdva aumentado las compras a Rosneft y otros proveedores en Latinoamérica, África y Medio Oriente, dijo un diplomático indio.