Todo el gobierno de Trump pisa el acelerador contra el régimen de Maduro

Mike Pompeo acusó de “mala fe” a Nicolás Maduro
Mike Pompeo acusó de “mala fe” a Nicolás Maduro

 

Primero fue el vicepresidente Mike Pence. Después Donald Trump se puso al frente de la operación contra Maduro. Ahora se suma el secretario de Estado, Mike Pompeo. También el embajador estadounidense ante la OEA, Carlos Trujillo. Washington despliega toda la artillería gubernamental. Dicen que “no hay un desafío mayor que el desmantelamiento a gran escala de la democracia y el desgarrador desastre humanitario de Venezuela”. Por ello, Pompeo pide al resto de los países americanos que presionen más al régimen chavista. Que le impongan más sanciones. Mayor aislamiento diplomático. Y todo, desde ya. Así lo reseña alnavio.com

Por Leticia Núñez

Que sea hoy mismo. Que las sanciones lleguen ahora. Hace tiempo que Estados Unidos pisó el acelerador contra el régimen de Nicolás Maduro. Cada día que pasa, lo aprieta un poco más. Así lo hizo este martes el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo. Debutó ante la 48 Asamblea General de la Organización de los Estados Americanos (OEA). Pidió a los Estados miembros que sigan presionando al presidente venezolano. Con sanciones. Con más sanciones. Con un mayor aislamiento diplomático. De ahí el llamamiento que Pompeo hizo “a todas las naciones de la OEA a que lo hagan hoy mismo y en el futuro cuando sea necesario para el bien de la región y del mundo”. Todo con el objetivo de “retornar a una verdadera democracia”. No hay tiempo que perder.

De la importancia del ahora también habló Carlos Trujillo, embajador de Estados Unidos ante la OEA. “Lo que ha pasado es inaceptable, pero hay que concentrarse en el presente”, advirtió de primeras. Y el presente, a su juicio, pasa por sanciones.

Recordó que su país ha impuesto sanciones contra “individuos que han cometido crímenes de lesa humanidad” y contra personas “asociadas con el narco-Estado”, pero que por el momento no ha aplicado un solo castigo contra el petróleo a pesar de que “el colapso económico de Venezuela es el resultado de la actuación de una sola persona y de un régimen totalitario, el de Maduro”.

Latigazo tras latigazo. Washington despliega así toda su maquinaria gubernamental contra Caracas. El vicepresidente, Mike Pence, fue la cara visible de la estrategia de Estados Unidos contra el régimen de Maduro. Es el miembro del gobierno de Donald Trump con mayor interés y conocimiento de América Latina (Ver más: Pence se hace bolivariano para enfrentar a Maduro). No obstante, tras las elecciones venezolanas del pasado 20 de mayo, fue el propio Trump quien se puso al frente de las acciones en la lucha contra la dictadura chavista.

Para leer la nota completa pulse Aquí