Dana Pita: Presión internacional lleva el ritmo de la crisis de Venezuela

NDP
NDP

Las sesiones internacionales en las que el tema Venezuela es prioridad, siguen demostrando que el mundo reconoce la urgencia de resolver la crisis política nacional, y aunque es lógico que deben seguirse protocolos, cada vez se van abriendo los caminos para llegar a la salida deseada.

Con esta visión, la Secretaria Política de la organización Vente Venezuela en Nueva Esparta, Dana Pita, analizó algunos elementos de los resultados de la sesión de la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA), en la que fue condenada la “farsa electoral” del 20 de mayo y ratificó la existencia de una “alteración” en el orden constitucional de Venezuela.

Pita sostuvo que, aunque el Gobierno nacional pretenda desvalorizar las discusiones en el seno de esta instancia internacional, la resolución aprobada da sin duda los primeros pasos para una histórica suspensión del país, y las consecuencias que eso significa son graves para quienes se han apoderado del Gobierno. “La presión internacional lleva el ritmo de la crisis nacional, no nos desesperemos pues la salida que se procura es la menos destructiva”.

“Partiendo del hecho que una resolución de la Asamblea General de la OEA traería decisiones de mayor alcance, como más sanciones individuales y financieras, restricciones en la emisión de visas y medidas diplomáticas, no cabe duda que el régimen de Maduro está caído. Ya no hay recursos que le posibiliten el despilfarro para la corrupción, ni siquiera venezolanos que le compren el discurso de ahora si vamos a salir de la crisis, porque ha sido demasiado evidente el afán y desespero por mantenerse en el poder para único beneficio de sus más cercanos allegados”, aseguró la dirigente.

Lo importante, recalcó Pita, es que los venezolanos entendamos que, aunque se logre la suspensión de Venezuela ante la OEA el país sigue siendo vigilado, es decir, Venezuela no estará sola, por el contrario, la presión ciudadana, que es el otro estabón que nos llevará a soltar la cadena de opresión, debe seguir y fortalecerse pues quien pierde los derechos de intervención en la OEA es el régimen, más no la sociedad civil que seguiría teniendo sus instancias de participación.

“Cada sector, gremio, organización tiene que mantenerse activa y en condición de urgencia para hacer pública su realidad. Toda protesta y manifestación es ahora más válida que nunca, porque son esas expresiones sobre los insoportables problemas que están viviendo los venezolanos, lo que ha servido como soporte para que los países hermanos actúen a favor de Venezuela”, dijo, y una vez más invitó a sumarse a las iniciativas de organización como Soy Venezuela, en la que se busca hacer fuerza común con el claro fin de que Venezuela triunfe en su lucha por el restablecimiento de la democracia.

Nota de Prensa