Max Suarez D’Addario: ¡Líderes del mañana, hoy!

thumbnailmaxsuarez

Hemos escuchado y vivido hasta la saciedad todas las características de la crisis que hoy afecta a nuestro país. Identificamos acertadamente, que el caso venezolano se puede describir como el vórtice de las crisis: humanitaria, económica, institucional y moral; una autentica anomia, si hacemos referencia con el término más adecuado. Pero, el principal reto que debemos asumir, es el de superar la crisis. Parece obvio, sin embargo solemos estar tan ocupados en sobrevivir, que algunas veces pasamos por alto que estamos en capacidad de soñar con una Venezuela de oportunidades, una que nosotros mismos podemos y debemos hacer realidad.
Pero, antes de hacer cualquier prospectiva para Venezuela, nos conviene plantearnos el reto de transformar nuestras amenazas y debilidades, en autenticas oportunidades y fortalezas. Pues bien, el rostro de la diáspora también tiene un lado amable, que pudiéramos aprovechar. Se trata del intercambio cultural con las sociedades anfitrionas, de la cual se desprenden autenticas oportunidades, que seguro podremos identificar como sociedad.

Sólo por poner un ejemplo, el pasado 10 de junio, el joven caraqueño Gerjes Guevara Brizuela, estudiante universitario de Bussines en Salt Lake City, fue electo como Master Counsilor de la Orden Demolay. Pero por supuesto, visto desde una Venezuela en crisis, pudiéramos pasar por alto la magnitud del logro, así que, permítanme contextualizar un poco la magnitud del logro de nuestro compatriota.

La Orden Demolay, como organización, está próxima a cumplir los 100 años, en los cuales han asumido la tarea de promover y capacitar a jóvenes en funciones de liderazgo, inspirados en la consigna “Tomorrow’s leaders today” (Lideres del mañana, hoy) y como predecesores a Gerjes, se encuentran personalidades como Walt Disney, fundador de Walt Disney World, Bill Clinton, 42º Presidente de los EEUU, el actor John Wayne, o el piloto de la misión Apolo-Soyuz, Vance Brand. Pero Gerjes no sólo es electo a sus 18 años, hito importante, si consideramos el alcance nacional de la organización, sino que también, es el primer venezolano en obtener este reconocimiento.

Regresando nuevamente a nuestra realidad ¿Es que acaso podemos pensar en una Venezuela en la que este joven no se encuentre presente? Ni él, ni Elias Masri, Nakary Palumbi, venezolanos que clasificaron en Factor X España, ni María Gracia Sosa, ganadora del MasterChef Uruguay, Sindy Lazo, ganadora del Master Chef Latino, ni la investigadora de la NASA, Jasna Vellovic de Pittman, ni el joven que diseñó el navegador móvil PrivatBrowse, Hugo Cuenca Reggeti, ni Édgar Ramírez, Patricia Velásquez, ni ninguno de los venezolanos que hoy están dando lo mejor de ellos en tierras extranjeras. No sólo estarán presentes en nuestro futuro, sino que nunca nos han abandonado y eso es, en parte, lo que motiva sus logros.

Recordemos que la mayor bendición de la tierra de gracia, es su gentilicio. Todos somos parte de la solución, así que, planifiquemos un futuro que nos motive a superar esta oscura hora por la que atraviesa nuestro país. Seamos entonces ¡Los lideres de mañana, hoy!

@maxsuarezd