OVP: 27 días tienen castigadas las presas del Centro Penitenciario Fénix

Humberto Prado, director de la OVP
Humberto Prado, director de la OVP

 

El 17 de mayo día en que se registró un motín en el penal que dejó como saldo la cantidad de once personas fallecidas, dos custodios penitenciarios y nueve presos, fueron desalojadas de la torre 1 y trasladadas hasta el Centro Penitenciario David Viloria, mejor conocido como Uribana, recinto que está a metros, también ubicado al norte de Barquisimeto, estado Lara.

Las mujeres no fueron mezcladas con las del anexo femenino, fueron instaladas en un galpón que está detrás de allí. Según denuncian las madres de las detenidas al Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) pensaron que esta medida era provisional y mientras se hacían traslado al grupo de privados del área de media que según la Ministra de Servicios Penitenciarios Iris Valera, fueron los que participaron en el motín.

Pasaron al menos cuatro días para que los traslados de al menos 70 presos se dieran de Fénix a otros centros penitenciarios, siendo la mayor cantidad para El Dorado, estado Bolívar. Las madres de los masculinos de Fénix que estaban en otras aéreas comenzaron a recibir llamadas eran sus hijos comunicándose que estaban bien y las visitan comenzaron a ser reanudadas, pero con las mujeres parecía no ser igual.

Madres y hermanas están angustiadas han pasado 27 días y no saben de sus seres queridos, solo las ven desde la parte externa del penal, que las siguen sacando hacia un área que utilizan como cancha, después de las 4 de la tarde cuando van a realizar orden cerrado, jóvenes y ancianas, a quienes no les respetan su edad o condición física las sometes a fuertes entrenamientos, manifiesta una de las mujeres afectadas y que se encuentra desesperada por saber su hija.

Aseguran a OVP que la jefa del Grupo de Respuesta Inmediata de Custodia (GRIC) en especial las mantiene castigada, señalan que sienten rabia por haber perdido dos compañeros y seguido las han agredido física y psicológicamente.
No están recibiendo la alimentación como es debida, solo tienen acceso a dos platos de comida y el agua para bañarse e ingerir no es diario, los 27 días que allí tienen poseen la misma vestimenta, porque a ellas les botaron todas sus pertenencias. Reiteran que dentro de ese galpón donde las tienen recluidas hay al menos cinco mujeres que sufren de convulsiones y que no están recibiendo su debido tratamiento, además que no tienen las condiciones mínimas para su estadía, les toca dormir en el piso.

Un grupo de madres se acercó al penal está semana para solicitar información y la jurídica que tienen asignada en Uribana, persona autorizada para darles información a los familiares las siguen dejando en incertidumbre, porque las mandan a esperar la llamada o que les pregunten a las custodias. “Las custodias les preguntamos y lo que hacen es burlarse, ya no encontramos que hacer, exigimos saber de nuestras hijas y hermanas”, enfatizaron los familiares de las presas de Fénix.

Los familiares además piden a la Defensoría del Pueblo del estado Lara a la Fiscalía 13 con competencia en Asuntos Penitenciarios que inspecciones las condiciones en las que se encuentran las privadas de libertad de Fénix y a su vez que aquellas procesadas que están en dicho penal creado para penados, sean devueltas al David Viloria, lugar donde les corresponder estar, así mismo que den solución a lo que exigen y le otorguen la respectiva visita que es un derecho consagrado por ley.

El Centro Penitenciario David Viloria, que funcionó bajo el nombre de Centro Penitenciario de la Región Centro Occidental, conocido como Uribana desde el 2 de febrero del 2007 goza de medidas provisionales emitidas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la cual está vigente y aunque el penal fue desalojado y reinaugurado su medida permanece, en ella se expresa que “las medidas provisionales que sean necesarias y efectivas para evitar la pérdida de vidas y los daños a la integridad física, psíquica y moral de todas las personas que se encuentran privadas de libertad en la Cárcel de Uribana, de las personas que puedan ingresar en el futuro en calidad de internos al centro penitenciario, así como de quienes allí laboran y de quienes ingresen en calidad de visitantes”. Por lo tanto los maltratos y tratos crueles de los que están siendo víctimas las privadas de libertad fueron notificados por el Observatorio Venezolano de Prisiones ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos.
Prensa Observatorio Venezolano de Prisiones