Por baja producción, Venezuela suspende entrega de petróleo a la mitad de los países del Caribe

PetroCaribe kingstown san_vicente_y_las_granadinas

Antigua y Barbuda se encuentra entre los países afectados porque la PDVSA de Venezuela dice que suspenderá las entregas de petróleo a cerca de la mitad de los países del Caribe en su acuerdo Petrocaribe.

Por: AntiguaObserver / Traducción libre del inglés por lapatilla.com

La medida se debe a la caída de la producción de crudo y la baja utilización de las refinerías, según un informe del Ministerio de Petróleo de Venezuela.

PDVSA, según el informe, suspende indefinidamente un total combinado de 38,000 b / d de entregas de productos refinados a ocho de los 17 países que conforman Petrocaribe: Antigua y Barbuda, Belice, Dominica, El Salvador, Haití, Nicaragua, San Vicente y las Granadinas. las Granadinas y San Cristóbal y Nieves.

Sin embargo, PDVSA continuará suministrando 45.600 b / d de productos refinados en junio a Cuba, incluidos 95 octanos de gasolina, combustible de aviación, diesel, GLP y combustible residual. Cuba ha sido uno de los países que más se ha beneficiado del acuerdo PetroCaribe, recibiendo entregas promedio de PDVSA de 95.000 b / d de crudo y productos refinados.

Según el acuerdo de PetroCaribe, Venezuela vende petróleo a las naciones de Centroamérica y el Caribe en términos favorables. Venezuela inauguró el plan en 2005 con Antigua y Barbuda, Bahamas, Belice, Cuba, Dominica, Granada, Guyana, que posteriormente se retiró, Haití, Honduras, Jamaica, Nicaragua, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, St. Vicente y las Granadinas, y Surinam.

El acuerdo original contemplaba un suministro de hasta 185,000 b / d de crudo y productos bajo condiciones preferenciales. En 2017, los envíos venezolanos de petróleo a través de Petrocaribe cayeron un 40%, o 54.400 b / d, desde los 136.000 b / d exportados en 2015. El informe del Ministerio de Petróleo también dijo que aunque PDVSA no tiene el crudo Mesa 30 disponible en junio para abastecer a Cuba , está evaluando la posibilidad de comprar crudo liviano de terceros. En febrero, marzo y abril, PDVSA compró 4,2 millones de barriles de crudo de los Urales para Cuba.

PDVSA ha estado operando sus refinerías por debajo de su capacidad debido a la escasez de materia prima y varios cierres no programados. PDVSA planea procesar este mes 499,000 b / d a través de su sistema de refinación, o el 31 por ciento de su capacidad de 1,6 millones de b / d.

El rendimiento esperado de junio es 144,000 b / d desde el mismo mes de 2017. El sistema de PDVSA está compuesto por cinco refinerías: Amuay, Cardón, El Palito, Puerto La Cruz e Isla, que operaron en un acuerdo con el gobierno de Curazao.

El viernes, PDVSA operaba Isla con solo 29.000 b / d, o un 8,7% de su capacidad, ya que no pudo obtener el suministro de crudo fuera del almacenamiento, según un funcionario de la refinería que habló con Platts bajo condición de anonimato.

La suspensión en algunos embarques de Petrocaribe es el segundo mayor golpe para la industria petrolera afectada de Venezuela la semana pasada. Un funcionario de PDVSA le dijo a Platts la semana pasada que la compañía notificó a 11 clientes internacionales que no podrá cumplir con sus compromisos totales de suministro de crudo en junio. La fuente, que habló bajo condición de anonimato, dijo que PDVSA tiene la obligación contractual de suministrar 1,495 millones de b / d a esos clientes en junio, pero solo tiene 694,000 b / d disponibles para exportar.

La producción de petróleo de Venezuela siguió disminuyendo, cayendo por décimo mes consecutivo a 1,36 millones de b / d en mayo, según una encuesta de Platts. Eso es hasta 580,000 b / d desde mayo de 2017 y 910,000 b / d desde mayo de 2016.

La caída en las entregas de PDVSA puede representar una oportunidad para los refinadores de la Costa del Golfo de EE. UU., Que cada vez exportan más productos refinados en América Latina y el Caribe.

Las exportaciones de productos refinados de Estados Unidos a naciones de PetroCaribe, incluido Venezuela, promediaron 398,000 b / d en marzo, frente a los 256,000 b / d en marzo de 2017, mostraron datos de la Administración de Información Energética de Estados Unidos. La mayor parte de ese aumento se ha destinado a Venezuela.