Presos políticos de Santa Ana son sometidos a tortura, denuncian sus familiares

Con un mensaje claro de denuncia hacia las instituciones del Estado, desde el Proyecto Libertad, familiares de los presos políticos detenidos en la cárcel de Santa Ana, en el estado Táchira, denunciaron las vejaciones por las que pasan sus seres queridos, ante la mirada indiferente de los entes garantes de justicia.
Nota de Prensa
Mónica Santamaría, hermana de Luis Santamaría (acusado de ultraje a la FAN e instigación a la rebelión) exige que cesen las torturas y tratos crueles. “Mi hermano ha sido tratado con mayor saña. Durante su captura fue golpeado y desaparecido por varios días. Posterior a eso cuando es presentado, lo hacen ante Tribunales Militares. Cuando es enviado a la cárcel de Santa Ana, realizan requisas crueles en especial contra mi hermano, Vasco Da Costa y Alonso Mora. Hemos solicitado ante los organismos, llamados competentes para estos casos, Fiscalía y Defensoría del Pueblo. Papeles van, papeles vienen, pero no concretan lo específico del caso, que reciban atención médica y sean examinados por forenses. La DGCIM y otros comandos especiales son los responsables de estos hechos”, explicó Santamaría quien recordó al Gobierno que las violaciones de derechos humanos no prescriben.

Ana María Da Costa, hermana de Vasco Da Costa, también acusado de instigación a la rebelión y ultraje a la FAN, se une al mismo reclamo, para denunciar situaciones de tortura, aún pasando por encima de las autoridades del penal. “El director de ese recinto dijo que estos comandos no podían entrar, pero al ver que podían meterlo preso y torturarlo, permitió el paso a estos comandos de tortura que ejecutaron una requisa violenta, robándole las pocas pertenencias y enseres personales que puedan tener en condiciones de encierro”.

La libertad plena es otra de las exigencias del Proyecto Libertad y  de los familiares de los presos políticos de Santa Ana. “Ellos siguen encerrados, custodiados por personas que no los pueden proteger y en las manos de unos dementes que los pueden matar. Nuestros familiares son inocentes, por eso exigimos libertad inmediata. Pero mientras estén presos demandamos que se garantice su vida”, detalló Ana María Da Costa, hermana del procesado, quien ha estado preso en otras dos oportunidades en los años 2004, 2014 y recientemente en 2018 por una “supuesta rebelión que no existe”.
“Mi hermano Vasco ha estado varias veces presos y en todos sus procesos nunca han encontrado nada, siempre lo terminan liberando. Exigimos a Tarek William Saab, que no maten a nuestros presos, que están en las manos de un comando de más de 30 hombres, vestidos de negro y pasamontañas, sin identificación que entran, roban y torturan. Aquí en Venezuela hay un escuadrón de la muerte”, acota.

Comenta que durante el procedimiento de aprehensión ocurrieron irregularidades, “pues llegaron a mi casa, destruyendo todo lo que había dentro de ella. Buscaban C4 y explosivos, pero no lo encontraron y se llevaron preso a Vasco. Eso fue el 16 de abril. Luego, el día 20 de abril lo encuentro golpeado, dolores abdominales y laceraciones en brazos y piernas. Esto al igual que José Luis Santamaría, Régulo Castro, Alonso Mora, Luis Leal, Pedro Urbina, Stephanie Chávez y Carlos Aristimuño, cuyos familiares estuvieron presentes en la rueda de prensa.Todos golpeados, hasta el joven que tiene retardo mental básico Erick Suárez, también golpeado”, denunció Ana María Da Costa.

Entre los presos del caso Gedeon, retenidos en el penal Santa Ana del estado Táchira, están José Luis Santamaría, Luis Leal, Vasco Da Costa, Pedro Urbina, Régulo Castro, Alonso Mora, Carlos Aristimuño, Erik Villalba (con condición de autismo), Sthefanie Chávez y Yorfan Quintero. Procesados también por este caso están Fravier Bello y Ricardo Cámaya, ambos menores de edad recluidos en Cochecito, Caracas.