¡El combate político es por la libertad! por José Amalio Graterol Jatar @paraguanamalio

José Amalio Graterol Jatar @paraguanamalio

 

El sábado 16 de junio en la ceremonia de la beatificación de la madre Carmen Rendiles, en el estadio universitario de Caracas, los feligreses asistentes corearon durante largo rato la palabra ¡LIBERTAD! Le salió del alma a los allí reunidos. Esa reacción espontanea es consecuencia de las limitaciones y burlas que coartan y ofenden nuestra fe religiosa pues el gobierno y sobre todo Nicolás Maduro, en medio de su actividad de sojuzgamiento a los venezolanos mezclan el monoteísmo cristiano, con la existencia inaceptable de varios dioses que denominan seres superiores y en medio de burlas se proclaman cristianos, pero bailan bilongo y presentan sincréticos pensamientos, mezclando el cristianismo con creencias esotéricas, irrespetando nuestro credo. Menosprecian nuestras imágenes y hasta se han atrevido a colocar a la Virgen de Coromoto portando una metralleta y asaltan y profanan templos, en “defensa de la revolución”.

Invariablemente al igual que los nazis maldicen al pueblo judío y han llegado a profanar sinagogas, so pretexto de ser fieles a los pueblos árabes musulmanes, pero ni por asomo, se atreven a comentar sobre la fe de ellos porque saben la reacción violenta que pudieran provocar en los seguidores de Mahoma. La solicitud de liberad es consecuencia directa de las limitaciones,agresiones e intromisión religiosa.

Es importante destacar que generalmente cuando se habla de libertad la asumimos como un concepto político, pero en el caso venezolano adquiere un carácter general que abarca toda la vida de la población, por esa razón es procedente analizar la situación actual con vista a los derechos humanos vulnerados, ya que Maduro se enseñorea y dirige todo a su leal saber y entender. Nos han quitado no solo la libertad política sino que nos someten los totalitarios humillándonos persistentemente negándonos derechos fundamentales como seres humanos.

En Venezuela nos han cercenado derechos tales como el uso de agua corriente y servida consagrada como derecho humano, a comer los alimentos que deseemos, a curar debidamente las enfermedades, a transportarnos como seres humanos, obligándonos a usar perreras con riesgo de la vida, después de haber derrochado millones de dólares en los autobuses chinos hoy transformados en chatarra. El derecho a la seguridad personal, favoreciendo al hampa, el derecho a la vida ajusticiando seres humanos a gusto como el caso de Oscar Pérez y las tenebrosas OLP que castigan, aún más la pobreza, matando a los más jóvenes y más pobres. Niegan el derecho a la propiedad y a la libre circulación de la moneda la cual restringen con necias excusas para que paguemos a los usureros enchufados, hasta el 200 % por el efectivo. Tampoco permiten la recreación porque todo debe ser como dicen ellos. Toda esta situación es la negación de la libertad, desde la más elemental hasta la política.

Por estar en juego primariamente la libertad y la existencia misma de los ciudadanos es que alarma observar políticos que solo se refieren a elecciones y que llegan al exceso de decir que la única arma que tenemos es el voto y solo se preparan organizativamente para unas eventuales elecciones libres.

Es verdad somos pacíficos, sin embargo, la protesta debe ser nuestra actitud general, permanente y organizando a los venezolanos para la toma del poder, que es lo que distingue a los partidos políticos de los clubes políticos.
El combate político tiene que ser por la libertad. Por eso comparto la ruta trazada por María Corina Machado principal líder del partido político Vente Venezuela, a quien durante mucho tiempo pretendió el régimen ignorar, pero su perseverancia y valor ha dado frutos y hoy con su coherencia y firmeza lidera la lucha por la libertad, organizadamente y hace cierta la expresión de que ¡la libertad no se mendiga se conquista!