La Cruz Roja pide a Europa seguir el ejemplo de España y mostrar solidaridad

Secretario General de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja (FICR) Elhadj As Sy posa frente al barco de la guardia costera italiana Dattilo en el puerto de Valencia el 17 de junio de 2018 durante una entrevista.
Los 630 inmigrantes cuyo rescate provocó una gran migración en Europa comenzaron a desembarcar en España, después de una turbulenta semana en la que Italia rechazó el barco Acuario. Los inmigrantes, principalmente de África, serán recibidos por un equipo de más de 2.000 personas, incluidos 1.000 voluntarios de la Cruz Roja y 470 traductores. / AFP PHOTO / JOSE JORDAN

 

El jefe de la Cruz Roja pidió este domingo a los estados miembros de la Unión Europea (UE) seguir el ejemplo de España de aceptar el buque “Aquarius”, rechazado por Italia, y “poner en práctica” los valores humanitarios que promueve el bloque, reseña AFP.

España “abrió sus brazos cuando muchos rechazan (a los refugiados) y no muestran solidaridad”, expresó el secretario general de la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, Elhadj As Sy, en entrevista con la AFP en Valencia, donde supervisó el desembarco de los 630 migrantes de la flotilla del “Aquarius”.

“Actualmente unas 66 millones de personas buscan refugio y muchas vienen por supuesto a Europa, como van a otros lugares en busca de ayuda, de solidaridad”, indicó.

“Esos son los valores que Europa promueve. Y esperamos que Europa ponga en práctica esos valores que estamos viendo hoy aquí”, acotó.

Los migrantes rescatados por el “Aquarius” hace una semana frente a las costas de Libia fueron rechazados por Italia y fueron el centro de tensiones en la UE por la cuestión migratoria.

El nuevo gobierno español del socialista Pedro Sánchez aceptó acogerlos.

“Llamamos a los otros países a seguir el ejemplo y ayudar a los necesitados, en nombre de un principio fundamental de humanidad, que todos compartimos”, dijo As Sy.

Recordó que un tercio de la población de Líbano está compuesto por refugiados, mientras que otro millón de refugiados se encuentran en Jordania y tres millones más en Turquía.

– ¿Punto de inflexión? –

La decisión de España de permitir la llegada de los migrantes a Valencia (este) fue un gesto “humanitario”, según su gobierno.

Los migrantes, la mayoría de países africanos, fueron recibidos por un equipo de más de 2.000 personas, incluidos 470 traductores y un millar de voluntarios de la Cruz Roja, que distribuyeron insumos básicos como mantas, ropa o artículos de higiene personal.

As Sy estimó que el caso del “Aquarius” podría cambiar la manera en que Europa asume la migración.

“Si la gente apoya estos esfuerzos y no queda como una operación aislada, puede ser un punto de inflexión”, señaló.

“Tanto en Valencia como en otros sitios hemos visto gente que espontáneamente se ofrece a ayudar. Creo que cuando la gente vea el beneficio de ayudar a otras personas, eso puede ayudar a rebajar los miedos y los malentendidos, y las malinterpretaciones con motivaciones políticas”, añadió.

“Lo que importa al fin y al cabo es la asistencia humanitaria”, dijo.

Valoró positivamente el hecho de que Francia aceptara migrantes del “Aquarius” si cumplen los requisitos para recibir asilo.

“Por supuesto es bienvenido. Espero que continúe y que otros países lo hagan también”, subrayó.

– Un “símbolo” –

Más de 700 periodistas estaban acreditados para cubrir la llegada de los migrantes a Valencia.

“Nos alegra que esto se cubra porque es un símbolo (…) Debe destacarse el hecho de que situaciones así deben ser manejadas de una forma humanitaria”, dijo As Sy.

“Las personas deben tener la posibilidad de sentirse seguras, de tener una oportunidad para desarrollarse y cuidar de sí mismas y de sus familias”, apuntó.

A su juicio, se necesitan esfuerzos adicionales para evitar que los migrantes “terminen en manos de traficantes”.

Los países tienen la obligación de acoger y proteger a las personas que buscan asilo, “según las leyes internacionales para refugiados pero también de acuerdo a los principios de humanidad”, concluyó.