María Corina Machado no está sola. El mundo demócrata la acompaña Por María Fernanda Cabal

 

Gran alarma internacional está generando la estrategia del régimen venezolano para silenciar a Maria Corina Machado, una de las pocas voces opositoras que se mantiene firme en contra de la dictadura en Venezuela.
Con los poderes públicos cooptados, la mayoría castrense doblegada a sus deseos, el sistema electoral completamente entregado al capricho mesiánico de atornillarse en el poder y todo el aparato judicial obediente como cortesano a su rey, Maduro quiere ahora vincular a la ex diputada con un supuesto complot para asesinarlo en complicidad con 23 militares, que fueron capturados antes de sus fraudulentas elecciones.

Cualquier cosa para involucrarla dirá o hará, queriendo sacarse de encima al único actor político con verdadera coherencia y firmeza que se le ha opuesto: Vente.

Temeraria actitud ha adoptado Maduro contra quien representa la réplica, la resistencia y la incólume oposición. No en vano, personajes como Marco Rubio, congresista republicano de Estados Unidos, y organizaciones como la OEA, se han pronunciado ya públicamente, advirtiendo el riesgo que corre Maria Corina.

Con el mismo ánimo y firmeza que ha demostrado esta líder, que no se ha doblegado ante la dictadura totalitaria y represiva, la seguiremos respaldando y apoyando desde el congreso colombiano.

Nuestro gobierno la apoyará de manera incondicional, porque ella representa a la oposición legítima de Venezuela, la coherencia, la libertad.

Maria Corina Machado no está sola. El mundo demócrata la acompaña.

María Fernanda Cabal.
Senadora de la República de Colombia