Letizia y Melania: Duelo de estilo en la Casa Blanca (Fotos)

Letizia Ortiz y Melania Trump tienen algunas similitudes a la hora de vestir. ARCHIVO

La reina Letizia y Melania Trump se han encontrado este martes en Washington con motivo de la gira por Estados unidos que han realizado los monarcas españoles.

Las dos conocen perfectamente la importancia de la moda en la diplomacia, especialmente, en los compromisos públicos y en los viajes al extranjero en los que se reúnen con altos mandatarios.

A su llegada a Nueva Orleans, la reina bajaba del avión con un vestido rojo, uno de sus colores preferidos que llevaba un nudo en la cintura, y era de Hugo Boss, una de sus marcas de cabecera.

Al día siguiente, en Luisiana, Letizia sorprendió con un vestido midi fucsia de escote redondo y botones en el pecho que completó con bolso y zapatos en ante rosa palo. La reina nunca elige diseños que sean chillones y, a pesar de que se trata de un color arriesgado para la paleta cromática en la que ella se mueve, fue todo un éxito.

 

 

Segunda parada, San Antonio para la que Letizia sigue prefiriendo los vestidos. El primero, de corte lady con estampado en zig zag, que combinó con unos salones rojos y un bolso nude. Llamaron la atención, unos pendientes verde esmeralda que pusieron la nota de color al outfit.

El segundo vestido para ese día fue de lunares, un diseño español, con un cinturón ancho de hebilla que resaltó su esbelta cintura. Por cierto, que este accesorio es una seña de identidad muy característica en los looks de Melania Trump.

Junto con Kate Middleton y la reina Rania de Jordania, Letizia figura entre las mujeres de la realeza que tienen un estilo impecable. Cuando desempeña sus compromisos reales, la asturiana va perfectamente peinada, sus looks son sencillos pero sofisticados.

 

 

Letizia domina con maestría el mix and match mezclando marcas más de ‘calle’ como Zara, Mango y Massimo Dutti con otras que son de lujo. Sus looks diurnos suelen ser más pulidos y para las ocasiones nocturnas sabe dar el punto justo de glamour sin que llegue a ser inapropiado.

Conseguir que una prenda de tweed luzca moderna no es fácil. En el armario de Letizia abundan, las usa con frecuencia y con los accesorios adecuados sabe darles un aspecto diferente. Un ejemplo es este vestido con cinturón rosa palo y clutch a juego.

En cambio, cuando la reina opta por un estilo sencillo, no hay nada más elegante y minimalista que el monocromo. Felipe Varela es otro de sus diseñadores fetiches y la hemos visto con chaqueta de maxi botones y unas mangas que son sutilmente acampanadas para darle un aspecto de movimiento. La falda de tubo en negro le da un toque de distinción.

 

 

Letizia también demuestra su pragmatismo al usar ciertas piezas más de una vez. Algunas, hasta las customiza. A un evento de la Fundación Integra asistió con un abrigo azul marino de Carolina Herrera que mezclaba tweed y con una caída que simulaba una minifalda. El diseño original era más recargado y Letizia optó por hacerle unas modificaciones y el resultado final era bastante más discreto.

 

 

Queda claro que la reina establece sus propias reglas en lo que a moda se refiere. En lugar de optar por un blazer o un abrigo completo, el pasado mes de mayo eligió un chaleco sin mangas con pantalones pitillo de cuero. Un look muy limpio con muchos puntos de estilo.

Melania Trump, una evolución muy clara

Desde su atuendo para el discurso inaugural al estilo Jackie Kennedy en azul pastel (Ralph Lauren) hasta su amor por las líneas limpias y la sastrería sofisticada, Melania Trump no se equivoca en lo que respecta a la moda. Aunque también hay que decir que no siempre ha sido así, pero eso merece un reportaje aparte.

La transformación de Melania ha sido gradual y su imagen de ahora como Primera Dama es muy representativa con sus chaquetas a medida y vestidos de color block.

 

 

La revista Vogue, biblia del estilo, ya habla del ‘efecto Melania’ y dice que su influencia se ha extendido a la realeza europea, sin mencionar a otras mujeres en el escenario mundial, como Juliana Awada de Argentina y la reina Rania de Jordania.

El color distintivo de la mujer de Trump es el rojo, al igual que el de Letizia, y le encanta llevar abrigos como si fueran vestidos. Una tendencia muy practica que también ha escogido alguna vez la reina de España.

Otro punto en común es la inclinación que tienen ambas por los tacones altísimos y el poco uso que dan a los zapatos planos, que quedan relegados para contadas ocasiones. En el caso de Melania, parece tener una clara debilidad por los zapatos de suela roja de Christian Louboutin y los Manolo Blahniks.

Como norma, cuando la eslovena viaja de manera oficial al extranjero siempre lleva ropa de alguna marca estadounidense. Durante una visita a Hamburgo (Alemania) optó por un vestido blanco con volantes del diseñador neoyorquino Michael Kors (que le encanta).

 

Pero también le gusta tener un guiño con el país anfitrión al que rinde homenaje usando alguna prenda de un diseñador local. En el mismo viaje a Alemania apareció con un vestido del alemán Jil Sander y un abrigo rojo de Bottega Veneta como símbolo de la bandera del país.

Y de manera similar en París, Melania se puso un conjunto de chaqueta y falda en rojo de la maison Dior. Lo de tener un detalle con el país anfitrión es algo que también hace con frecuencia la duquesa de Cambridge durante sus viajes oficiales.

“La primera dama quiere respetar las tradiciones y protocolos de los países que visita”, explicó a la CNN su directora de comunicaciones, Stephanie Grisham.

Por este motivo, durante su gira de 12 días por Asia, Melania se asesoró sobre cuál era la vestimenta adecuada, optando por faldas y abrigos sencillos, elegantes y sedosos para las reuniones.

Al igual que Letizia, Flotus (como se hace llamar en Twitter la mujer de Donald Trump) ha puesto su sello en la ropa que luce. La capa cobró otro sentido cuando vimos a Melania de Dolce&Gabanna acompañar a su marido, al presidente francés Emmanuel Macron y su esposa, Brigitte Macron, en una ceremonia de plantación de árboles en la Casa Blanca.

Fuente: 20 Minutos