Martinelli dice que confía en justicia de su país y demostrará su inocencia

El expresidente de Panamá Ricardo Martinelli llega a la Corte Suprema de Justicia para una audiencia de revisión de la medida cautelar de detención preventiva en su contra. EFE/Bienvenido Velasco

 

El expresidente Ricardo Martinelli dijo este martes que llegó a Panamá, extraditado por EE.UU, porque confía en la justicia de su país y porque se considera inocente del caso de escuchas ilegales del que se le acusa y por el cual es procesado por el Supremo panameño.

EFE                     

“Quería venir a Panamá a enfrentar este caso para demostrar sus falacias, soy completamente inocente, no tengo nada que ver con esto”, afirmó Martinelli ante el pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) durante una audiencia solicitada por la defensa para cambiar su detención preventiva por arresto domiciliario.

Martinelli añadió que va a demostrar su inocencia en toda la serie de “casos infundados” que le “han inventado”, y que por eso, “vine a recuperar mi nombre, mi reputación, todo el tiempo que he perdido porque me han calumniado, me han injuriado, me han cerrado todas mis cuentas, no tengo absolutamente nada”.

También expresó que no es “ningún tonto” ni piensa evadir la justicia, “quiero enfrentar este caso de frente y de cara al pueblo panameño”, y advirtió que si la Fiscalía tiene más de 70 testigos “van a ver los que tenemos nosotros”.

El examandatario indicó que regresó extraditado bajo el principio de especialidad para ser procesado únicamente por el caso de las escuchas, pero aseguró: “me pude haber quedado pelando en EE.UU. hasta que termine el Gobierno de Juan Carlos Varela”.

Agregó que tiene la impresión de que hay una “mano negra” detrás de su caso.También manifestó que durante el año que estuvo preso en Miami estuvo encerrado “como un perro sin poder leer, pero me mantuve como un hombre”, y consideró un hotel de cinco estrellas la cárcel El Renacer, donde está detenido tras su extradición, en comparación con su “encierro” en Estados Unidos.

Martinelli insistió en su inocencia, durante la intervención que le autorizó el magistrado Hernán De León que preside esta audiencia, resaltando que “este es un proceso político para inhabilitarme políticamente” de cara a las elecciones generales de mayo de 2019.

En cuanto a su estado de salud, uno de los argumentos de su defensa para solicitar el cambio de la detención preventiva por el arresto domiciliario, Martinelli dijo que sí tiene problemas pero que no sabe quién fue el que inventó que tiene cáncer de próstata.

Aún así, el exmandatario indicó que su médico le ha dicho que sí corre riesgo de padecer otro tipo de cáncer, que no especificó, por lo que pidió que se tenga “consideración” porque es una persona de 66 años de edad.

Igualmente, Martinelli reiteró que le han violado todos sus derechos ya que en su caso se “saltaron” la fase de imputación para acusarlo directamente. Luego de la intervención del expresidente panameño, el pleno de magistrados declaró un receso de unas tres horas para decidir sobre la petición de la defensa.

El equipo de abogados de Martinelli argumentó que las condiciones que llevaron al pleno de la Corte Suprema de Justicia a decretar en diciembre de 2015 la detención provisional como medida cautelar personal al exmandatario cambiaron, entre ellas el peligro fuga.

La defensa volvió a echar mano de argumentos como que el expresidente no ha sido formalmente imputado, o que una vez que se presentó ante la Justicia panameña cesa la condición de rebeldía que llevó a la Corte a dictar su detención provisional.

Martinelli se enfrenta a una pena de hasta 21 años de prisión por los 4 tipos penales que implican el caso de las escuchas ilegales, de acuerdo con un escrito de acusación presentado en octubre de 2015 por el magistrado fiscal Harry Díaz.

El Supremo panameño fijó para el próximo 25 de junio la audiencia de acusación en contra Martinelli por el caso de las interceptación ilegal de la comunicaciones, luego de que el magistrado Díaz solicitó esa diligencia el pasado día 11 de junio.