Presidente Macron privatizará varias empresas estatales en Francia

Presidente de Francia, Emmanuel Macrón // FOTO REUTERS/Philippe Wojazer

 

El Gobierno francés se prepara para privatizar y vender acciones de las 81 compañías en las que actualmente tiene presencia. El proyecto de ley del Plan de Acción para la Creación y la Transformación de las Empresas podría comenzar a adoptarse a finales de 2018 o principios de 2019 tras la aprobación del Parlamento galo, donde el partido de Emmanuel Macron tiene mayoría absoluta y no tendrá dificultades para lograr luz verde, publica LibreMercado.

Tras tomar posesión durante el verano de 2017, el líder de ¡En Marcha! anunció la intención de desprenderse de un tercio de las participaciones que el Estado tiene en empresas estratégicas controladas total o parcialmente. Tal y como informó el Financial Times, el Estado francés tiene acciones en 81 empresas por valor de 100.000 millones de euros, de modo que podría ingresar unos 33.000 millones en esta primera fase de venta.

El Gobierno posee el 83,5% de EDF, el 50,6% de Aeropuertos de París (ADP) y el 11% de Airbus. Además, tiene presencia en Renault, Engie, Thales, Safran y Orange. Con el nuevo plan, Macron pretende privatizar ADP, Engie y las loterías y apuestas nacionales, aunque no se desprenderá del total del accionariado en ninguna de ellas. A finales de 2017, el Ejecutivo ya se deshizo del 4% del accionariado de Engie –la empresa de gas nacional– y del 5% de Renault, logrando unos ingresos de 2.700 millones.

En cuanto a Engie, el Estado conserva un 24,1% del capital y el 33% de los derechos de voto. Con el plan venderá una parte de ese 24%, pero mantendrá la opción de oponerse a la cesión de activos estratégicos de la compañía. Por su parte, los Aeropuertos de París, que llevan siete décadas controlados por el Estado, serán privatizados, ya que el Gobierno tendrá menos del 50% de la participación. Eso sí, el Ejecutivo podrá vetar ventas de activos, así como anular concesiones. Finalmente, en el caso de las loterías y apuestas, donde tienen un 72% del capital, la intención es vender, al menos, un 23% de las acciones para que su control pase a manos privadas.

 

Siga leyendo en LibreMercado