Irán descarta acuerdo Opep; Rusia y Arabia Saudita presionan por alza producción de crudo

Imagen de archivo una bandera con el logotipo de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) durante una reunión de países productores de la OPEP y no miembros de la OPEP en Viena, Austria, el 22 de septiembre de 2017. REUTERS / Leonhard Foeger

 

Irán dijo el martes que es poco probable que la OPEP alcance un acuerdo sobre la producción de crudo esta semana, preparando el escenario para un enfrentamiento con Arabia Saudita y Rusia, que están presionando en favor de un fuerte alza del bombeo a partir de julio para satisfacer la creciente demanda global.

La Organización de Países Exportadores de Petróleo se reunirá el viernes para discutir su política de bombeo, en medio de los llamados del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y China para que enfríen los precios del crudo y respalden a la economía global con una mayor producción petrolera.

El líder de facto del grupo, Arabia Saudita, y Rusia, que no pertenece al cártel, han propuesto un levantamiento gradual de los recortes implementados desde comienzos de 2017. Otros miembros de la OPEP, como Irán, Irak, Venezuela y Argelia, se oponen a esa medida.

“No creo que podamos alcanzar un acuerdo en esta reunión. La OPEP no es una organización que recibe instrucciones del presidente Trump (…) La OPEP no forma parte del Departamento de Energía de Estados Unidos”, dijo a periodistas el ministro del Petróleo de Irán, Bijan Zanganeh, a su llegada a Viena, donde está la sede del grupo.

Zanganeh aseguró que abandonará Viena el viernes, antes de que la OPEP se reúna con productores de fuera del cartel al día siguiente, al tiempo que agregó que una reciente alza en los precios del crudo es culpa sobre todo de Washington, que impuso nuevas sanciones sobre Irán y Venezuela, ambos integrantes del cártel.

Trump ha pedido a la OPEP que incremente la producción y Arabia Saudita y Rusia aseguraron en las últimas semanas que el mundo necesita más crudo.

“La demanda por petróleo usualmente crece al ritmo más acentuado en el tercer trimestre (…) Podríamos enfrentar un déficit si no tomamos medidas”, afirmó el martes el ministro de Energía ruso, Alexander Novak. “Bajo nuestro punto de vista, esto podría generar un sobrecalentamiento del mercado”.

Novak dijo que Rusia quiere que la OPEP y productores fuera del cártel eleven el bombeo en 1,5 millones de barriles por día (bpd), poniendo fin a recortes de producción vigentes de 1,8 millones de bpd que han ayudado a equilibrar al mercado en los últimos 18 meses y que impulsaron los precios a 75 dólares por barril desde un mínimo de 27 dólares en 2016. Reuters