Kim Jong Un concluye su visita a Pekín con una segunda reunión con líder chino

El líder norcoreano, Kim Jong Un, y el presidente chino, Xi Jinping, hacen un brindis en Pekín, China, en esta foto sin fecha publicada el 20 de junio del 2018 por la Agencia de Noticias Coreana de Corea del Norte. KCNA a través de REUTERS. ATENCIÓN EDITORES: ESTA IMAGEN HA SIDO PROPORCIONADA POR UNA TERCERA PARTE. REUTERS NO PUEDE VERIFICAR INDEPENDIENTEMENTE LA AUTENTICIDAD, CONTENIDO, UBICACIÓN O FECHA DE ESTA IMAGEN. NO PARA VENTAS A TERCEROS. SOLO PARA USO FUERA DE COREA DEL SUR. NO DISPONIBLE PARA VENTAS COMERCIALES O EDITORIALES EN COREA DEL SUR.

 

El presidente chino, Xi Jinping, y el máximo líder norcoreano, Kim Jong-un, volvieron a reunirse hoy en Pekín para reforzar las relaciones de amistad entre los dos países, antes de que Kim concluyera su visita de dos días a la capital china y partiera de regreso a Pyongyang.

EFE

Ambos dirigentes compartieron un té en el complejo residencial de Diaoyutai, en el oeste de Pekín, acompañados de las primeras damas, la china Peng Liyuan y la norcoreana Ri Sol-ju.

“Nos complace que el importante consenso alcanzado entre China y Corea del Norte está siendo implementado gradualmente, las relaciones de cooperación entre las dos partes irradian una nueva vitalidad, el impulso de diálogo y la mejora de la situación en la península de Corea se han reforzado“, dijo Xi en declaraciones recogidas por Xinhua.

El presidente chino destacó que las dos partes han creado una nueva historia de intercambios de alto nivel y que los reforzados lados beneficiarán a ambos países y sus pueblos.

Kim, por su parte, subrayó que ambos países “son tan cercanos como si fueran familia” y que se ayudarán mutuamente.

Antes de volverse a reunir hoy con el líder chino, el norcoreano visitó un parque de innovación tecnológica en agricultura perteneciente a la Academia de Ciencias Agrícolas de China y el centro de control de tráfico ferroviario de Pekín, acompañado de Cai Qi, miembro del Politburó del Comité Central del Partido Comunista.

Kim aterrizó el martes por la mañana en Pekín en el que ha sido su tercer encuentro con Xi en cien días, pero el primero que se comunica a los medios antes de que concluyera y no se celebra envuelto en un halo de secretismo.

La primera reunión entre ambos se produjo en marzo también en Pekín y la segunda en mayo en la ciudad costera china de Dalian, para intercambiar opiniones sobre los progresos del diálogo entre las dos Coreas y entre Pyongyang y Washington.

Ninguna de las dos anteriores citas se hizo pública hasta que Kim salió de suelo chino, mientras que en esta ocasión los medios estatales chinos informaron de la llegada del mandatario norcoreano al poco de que aterrizara en Pekín.

Éste fue recibido ayer oficialmente por Xi en el Gran Palacio del Pueblo, al oeste de la plaza de Tiananmen, para informarle del resultado de la histórica cumbre que mantuvo con el presidente estadounidense, Donald Trump, en Singapur la semana pasada, y después se trasladó a Diaoyutai, donde ha pasado la noche.