Médicos, enfermeras y ciudadanos se unen para exigir hospitales dignos para Ciudad Guayana

 

Cada vez son más los pacientes que mueren en los hospitales por falta de insumos. En Ciudad Guayana la crisis ha sido mayor para la población infantil desde el cierre, hace más de dos meses, del Centro Pediátrico Menca de Leoni, lo que a su vez conllevó al hacinamiento en el hospital Uyapar de Puerto Ordaz, donde extraoficialmente se habla de al menos cuatro niños muertos en un día. Así lo reseña correodelcaroni.com

Por Jhoalys Siverio

Este miércoles, trabajadores del sector salud y miembros de la sociedad civil introdujeron un documento ante la Defensoría del Pueblo para exigir a la institución abocarse a esta situación. Las exigencias incluyen acelerar los trabajos de reparación en el Menca de Leoni, labores que fueron retomadas luego más de dos semanas paralizadas.

El pediátrico tenía una capacidad para atender a 180 niños, aunque siempre sobrepasaba esta cantidad; la emergencia pediátrica del Uyapar apenas cuenta con 30 camas, lo que explica el colapso y que tanto pacientes como sus familiares sean atendidos y duerman en sillas de espera o en el suelo.

“Ha habido defunciones dentro de las instalaciones del hospital Uyapar por hacinamiento, falta de medicamentos y de estudio para un mejor diagnóstico”, indicó Maritza Moreno, presidenta del Colegio de Enfermeras.

¿Cuántos pacientes se han visto afectados por el cierre del pediátrico Menca de Leoni? El Dr. Luis Valera, médico del hospital Dr. Raúl Leoni, afirmó que se está dejando de atender no solo a la población infantil del municipio Caroní, sino también a la de Piar y el sur de los estados Bolívar, Delta Amacuro, Monagas y Anzoátegui.

“Los resultados demuestran que este Gobierno no tiene la capacidad de resolver la crisis del sector salud, porque cada día se agrava más, prácticamente volvimos a la época de Alexander Fleming en 1928 cuando se descubrió la penicilina, en nuestros hospitales no tenemos antibióticos, lo que produce que el paciente con un cuadro infeccioso severo se complique o muera; es decir, retrocedimos más de 90 años en cuanto a suministro de antibióticos para pacientes que requieren este tipo de tratamiento”, destacó Valera.

Mientras Venezuela tiene un retroceso en este tema, una publicación de la agencia de noticias DPA indica que el consumo de antibióticos en todo el mundo se incrementó en un 65% en los últimos 15 años, especialmente en los países con economías emergentes, según un estudio publicado en la revista “Proceedings” de la Academia Nacional de Ciencia (PNAS) estadounidense.

“Según los investigadores, el consumo total de antibióticos podría aumentar hasta un 200% hasta 2030, mientras la resistencia de las bacterias a los antibióticos siga siendo un problema”, señala el artículo.

Cuando lo natural perjudica la salud

Ante la falta de medicamentos o su alto costo en caso de conseguirlo, pacientes están recurriendo a tratamientos naturales sin un control médico. En la mayoría de los casos ha resultado peor el remedio que la enfermedad.

“Están llegando a los centros asistenciales muchos pacientes con intoxicación plantaria, ya que los familiares como no tienen el dinero necesario para comprar los medicamentos, recurren a la parte natural pero sin tener las dosificaciones correctas. Incluso los niños fallecen por una sobredosis que los familiares le puedan suministrar”, advirtió Moreno.

Este tipo de método se ha mencionado recurrentemente en casos de paludismo en la región.

Fátima Sequea, presidenta de la fundación Sumando Voluntades, enfatizó en que exigen soluciones para la crisis sanitaria en Ciudad Guayana.

“¿Qué hace el ministro Luis López, que hace caso omiso a todas las realidades que pasa en nuestro país?, y ¿qué hace la directora del hospital Uyapar, Yanitza Rodríguez, que no lleva con ética su bata?”, cuestionó Sequea.

Aunque las reparaciones del centro pediátrico fueron reanudadas, la lentitud de los trabajos no genera buenas expectativas para los médicos, quienes consideran que su culminación no será pronta. Las autoridades tampoco han establecido un lapso para la conclusión en las reestructuraciones del Menca de Leoni.