¡Ay le dolió! El repique de Delcy Eloína a Mogherini tras ser sancionada por la UE

Foto: CNN en Español / Archivo

 

 

Delcy Eloína Rodríguez, afirmó que no cederá a ninguna “amenaza” o “extorsión”, tras ser sancionada este lunes por la Unión Europea (UE) a raíz de los comicios en que fue reelegido el presidente Nicolás Maduro.

La excanciller instó a la alta representante de la UE, Federica Mogherini a disponer de supuestos bienes que están a su nombre y los destine “a la atención de la crisis migratoria que han generado con sus políticas belicistas, racistas y xenófobas”.

Los cancilleres europeos reunidos en Luxemburgo sancionaron a Rodríguez por “usurpación de las competencias” del Parlamento cuando presidía la oficialista Asamblea Constituyente, que rige a Venezuela con poderes absolutos, además de utilizar al órgano “para atacar a la oposición”.

La Constituyente -que en la práctica ha sustituido al Legislativo de mayoría opositora- adelantó el proceso en que Maduro fue reelegido el pasado 20 de mayo para un segundo período hasta 2025.

Rodríguez, excanciller también sancionada por Estados Unidos y Canadá, consideró “ilícitas” las sanciones que le prohíben viajar a la UE y ordenan congelar los activos que pueda tener en los países del bloque.

“Aprovecho la oportunidad para autorizar a la Alta Representante (de la UE), Federica Mogherini, para disponer de supuestos bienes a mi nombre, que no existen, y los destine a la atención de la crisis migratoria que han generado con sus políticas belicistas, racistas y xenófobas!”, ironizó la vicepresidenta, que asumió este cargo el 14 de junio.

La decisión de este lunes elevó a 18 los sancionados por la UE por menoscabar la democracia, el Estado de Derecho y los derechos humanos en el país petrolero sumido en una debacle económica.

Más temprano, el gobierno venezolano rechazó la medida como una “agresión continuada e injerencista” y una “intromisión” en sus asuntos internos, según un comunicado.

En noviembre, la UE aprobó un primer paquete de sanciones basadas en un embargo de armas y material susceptible de usarse para la “represión interna” a propósito de las manifestaciones opositoras que dejaron 125 muertos en cuatro meses en 2017.

Con información de AFP