Fallece en Quito el cuarto Soda Stéreo, Daniel Sais

Foto: Panorama

 

El extecladista de la banda de rock argentina Soda Stéreo Daniel Sais, quien en su tiempo fue considerado como el “cuarto” integrante del grupo, murió este lunes en Quito a los 55 años de edad, aquejado por un cuadro de cáncer de páncreas, confirmó a Efe su amigo y socio Diego Betancourt.

EFE                           

Tras una dura batalla contra el cáncer, los médicos que lo atendían en una clínica de la capital ecuatoriana le habían dado el alta para que se marchara a su casa con cuidados especiales, relató a Efe Betancourt.

“El día viernes le dieron el alta. Nos dejó hoy a las 6.30 de la mañana”, agregó el ecuatoriano, acongojado por el fallecimiento de Sais, con quien organizó la agrupación Soda Eterno, en honor a la banda argentina con la que el músico colaboró hace más de 30 años.

El cuerpo de Sais, quien residía en Quito desde hace casi siete años, será velado en una funeraria de la ciudad hasta el martes y luego será sometido a cremación, como había sido su voluntad.

Seguramente “Daniel se encontrará con Gustavo (Cerati)”, el líder de Soda Stéreo fallecido el 4 de septiembre de 2014, comentó Betancourt al afirmar que ellos “seguro van a componer desde arriba”, desde el cielo.

Betancourt recordó a Sais como un músico excepcional, con quien logró ensamblar Soda Eterno, un grupo que supo evocar hasta la perfección el sonido del grupo de rock argentino. Como tecladista, Sais colaboró entre 1987 y 1990 con Soda Stéreo, la legendaria banda liderada por Cerati y que completaban por Héctor “Zeta” Bosio y Charly Alberti.

Sais era “mi socio, mi amigo, mi hermano; nos juntamos en 2016 en el proyecto de Soda Eterno. En mayo 29 de este año entró a una clínica con un problema de vesícula, asintomático además. Después le operaron, le quitaron la vesícula”, pero mantuvo la enfermedad, relató Betancourt.

“No mejoró, no mejoró… no mejoró” y, más bien, luego “se descubrió un cáncer que lamentablemente estuvo en estado avanzado y que se encontró con metástasis, una parte en los pulmones y en el páncreas”, agregó.

Para que sanara incluso se contactó a uno de los mejores oncólogos, se le sometió a una operación, “pero no se pudo hacer mucho más”, por lo que “los médicos le dieron el alta para que pueda ir a casa con los mejores cuidados paliativos”.

“Nos dejó esta mañana”, insistió Betancourt, que calificó al suceso como algo “muy doloroso” que se ha mantenido casi en reserva por pedido del propio Sais.

Sus amigos y familiares en Ecuador organizarán en los próximos días un homenaje al músico fallecido, “a su vida, a su obra, a su música… Vamos a hacer algo” en honor a su memoria, apostilló.

Sais había colaborado también con varios artistas ecuatorianos desde que se radicó en el país, pero también dictó cátedra en la Escuela Politécnica del Litoral y en la Universidad Católica de Guayaquil.