Runrunes de este martes 3 de julio de 2018

Nelson Bocaranda (Foto archivo)

 

ALTO
¿ZAMORA VIVE?:
Aquella imagen no puede olvidarse. Fue uno de los once ministros que han pasado por el despacho de Agricultura y Tierras. Con revólver al cinto, imitando a Zamora en igual destrucción del siglo pasado, Juan Carlos Loyo se vanagloriaba en cadena nacional, para halagar a Hugo Chávez, invadiendo, expropiando y arrasando productivas fincas, haciendas, fundos de ganado y agricultura que hoy no existen y llevan años abandonados. Elías Jaua -su predecesor y mentor en el ministerio y representante del cubano Frente Francisco de Miranda- emocionado con esas acciones aplaudía junto a Chávez. “Esos polvos trajeron estos lodos” dice el refrán. Tierra arrasada roja rojita. Fracaso repetitivo en todos los sectores de la producción. Destrucción de todo lo que se les ocurrió y les dio la gana cogerse. Vanaglorias ante Chávez y Maduro con efecto negativo sobre Venezuela. Hoy buscan quitarle el 70% de la producción a los productores de alimentos que han sobrevivido esta lamentable debacle nacional. Las reuniones entre funcionarios del régimen y los productores agrícolas y ganaderos han dejado ver una realidad por parte de los rojo-rojitos que en público se niegan a reconocerla. En el lanzamiento del “Hambrómetro“ de Runrun.es pude conversar con varios dirigentes de los sectores afectados. La roja confesión en privado lo dice todo. “No queremos expropiar mas tierras, fincas y productoras. Reconocemos que fue un gran error hacerlo y por eso no deseamos sus propiedades sino su producción. Nos dan el 70% para nosotros repartirlo a través del “carné de la patria”, Mercal y los CLAP”. Los gremios han rechazado esa pretensión de Maduro pues con el 30% no se puede alimentar al mayoritario resto del país que no tiene el carnet ni las CLAP. Lo describió en su informe la europarlamentaria Beatriz Becerra en la misión oficial de la UE en Cúcuta y sus reuniones con venezolanos de los dos lados de la frontera. Señaló: “la crisis humanitaria es una operación política planificada. Gracias a esta crisis el régimen puede usar las CLAP para comprar adhesiones y votos en las elecciones”. Otro informe de la OEA considera la crisis como “un chantaje y como el mas grave e inhumano de los siete delitos de lesa humanidad por los que se puede juzgar a sus autores”.

 

MEDIO
HAMBRE CÍVICO-MILITAR:
Esta semana -específicamente el 7 de julio- se cumplen dos años de uno de losGran Misión Abastecimiento Soberano más estruendosos del desgobierno de Nicolas Maduro desde Miraflores: 24 meses de la aprobación de la “Gran Misión Abastecimiento Soberano”. Una propuesta cargada de utopías, mentiras y amenazas contra la iniciativa y la producción agrícola e industrial. Ha tenido como principal característica política su plena y transparente militarización. Militares desde la coronilla, comenzando por el propio Ministro de la Defensa, hasta ese desubicado sargento o teniente parado en la alcabala de la frontera entre dos estados, responsable de cobrar coimas y peajes pues ve a sus jefes gordos y ricos y ellos con el rancho diario cada vez peor y mas escasas sus comidas. Durante la vigencia de esta Gran Misión Abastecimiento Soberano nunca en toda nuestra historia moderna, los venezolanos habían pasado más hambre, habían sufrido tantas carestías y pésima calidad en los alimentos como en estos momentos. Niños peleándose por una mano de cambur en los alrededores de los mercados libres, indigentes durmiendo en los basureros de los restaurantes, mendigos que requieren urgente tratamiento médico peleando con los gatos del Parque Cristal por un sucio pedazo de pollo, recién nacidos muriendo de desnutrición en los hospitales, jóvenes abandonando los colegios por no tener nada que comer en el rancho y menos llevar algo para la merienda. La farsa de la Gran Misión Abastecimiento Soberano refuerza la idea de la “unión cívico militar” que tanto invocó el régimen del difunto Hugo Chávez y que mantiene Nicolás Maduro a fuerza de permitir ilícitos de todo tipo. La Constitución y las leyes de la República se obvian, se ignoran y se adaptan via el sumiso Tribunal Supremo de Justicia para hacerle creer al mundo que todo es “legal”. Como la ilegítima ANC destructora de la democracia El artículo 5 el decreto creador de esta estafa señala que lo presidirá el ministro Padrino López. Hoy, ni su titular ni ningún vocero del régimen tiene autorización para hablar con números reales sobre la situación productiva agrícola o industrial del país, pues todas las cifras están en negativo: reducción de nuestra dependencia alimentaria, nada; sobre la existencia de un nuevo modelo productivo para el campo, nada. Todo es letra muerta. Este estruendoso fracaso comunistoide y cubano tuvo su pecado original en otro similar, tanto o más vergonzoso e incapaz. Fue el similar decreto de difunto Hugo Chávez en enero del 2011, poniendo en marcha la “Gran Misión Agro Venezuela”, (GMAV), supuestamente para “elevar el crecimiento productivo y económico del país, así como también la oportunidad de sembrar y cultivar la tierra para el beneficio del pueblo.” De fracaso en fracaso rojo rojito, la verdad es clara, trasparente, única: hoy los venezolanos se están muriendo de hambre. Imposible que no la vean desde el Balcón del Pueblo, en Miraflores.

 

Más Runrunes…