Devastadora epidemia de sarampión azota a indígenas yanomami (Fotos)

Una devastadora epidemia de sarampión azota a indígenas yanomami en Amazonia, frontera de Venezuela con Brasil, debido aislamiento, y las precariedades en las que viven familias de esta etnia. Así lo reseña Survival.

Desde el mes de marzo, hay reportes de indígenas enfermos por el brote de sarampión, y aún se desconoce el número total de afectados.

Indígenas Yanomami se acercaron a Wataniba, un grupo de Trabajo Socioambiental de la Amazonía, para compartir su preocupación y alarma por la epidemis que predomina en las comunidades de Alto Ocamo – Parima, en Venezuela, y en la región de Ônkiola, del lado brasileño. La alarma es grande por la vulnerabilidad epidemiológica de este pueblo ante esta enfermedad.

Yanomami de Alto Ocamo con evidencias de sarampión, abril 2018

La primera alerta llegó de parte de miembros de la organización Yanomami Hutukara, asentados en Brasil, quienes en marzo de 2018 le reportan al personal de salud Yanomami, en Delgado Chalbaud, por radio, que había personas enfermas con sarampión en el sector de “Hokomawe y Momoi”, una región que para los integrantes de la organización Yanomami Hutukara abarca una extensa área con más de 11 comunidades en Venezuela y otras tantas en Brasil. Del lado venezolano incluye a poblados como Tokori, Hokomawë I, Hokomawë II, Koaiampu I, Koaiampu II, Koaiampu III, Irotha y Oroshi, todos de difícil acceso.

Luego, supieron que 23 Yanomami llegaron a un Hospital en Boa Vista, capital del estado Roraima en Brasil, y que de ellos un caso está verificado para la enfermedad, mientras 22 se mantenían como sospechosos. Los afectados provenían según miembros de la organización Yanomami Hutukara del sector Hokomawë y Momoi, antes mencionado.

 

En Brasil 20% de los yanomami ya han muerto a causa de epidemias tales como ésta.
© Antonio Ribeiro/Survival

La presencia de miles de mineros ilegales que han invadido la región y pueden ser la probable fuente de la epidemia. A pesar de repetidas advertencias, las autoridades no han tomado las medidas necesarias para expulsarlos.

En Brasil, por lo menos 23 indígenas enfermos han acudido a un hospital, pero la mayoría de los afectados no puede acceder a asistencia médica, por vivir en zonas muy remotas.

Para leer más, visite Survival.