El hombre que ha sido rechazado por más de 80.000 mujeres

 

Páginas web, aplicaciones para smartphone, programas de televisión… además de las estrategias tradicionales, en la actualidad existen infinidad de caminos para buscar media naranja. Pero por más que haya múltiples opciones, ninguna nos garantiza la visita de Cupido. Algunos se enamoran siendo jóvenes y jamás se separan, otros pasan casi toda una vida esperando al amor, creyendo que tal vez no llegue nunca. Esa es la sensación que tiene Niu Xiangfeng, un hombre que asegura haber sido rechazado por más de 80.000 mujeres. Así lo reseña abc.es

El blog Oddity Central expone el caso de este soltero chino de 31 años, que lleva los últimos ocho entregado en cuerpo y alma a la búsqueda de esposa. Cuando su padre murió de cáncer, formar una familia se convirtió en una prioridad absoluta para Xiangfeng. Quizá podría hablarse de obsesión, porque desde el principio su manera de abordar el asunto pareció excesivamente agresiva. Su primera medida, ya en 2013, fue empapelar la ciudad de Pekín con carteles con su foto y enlaces a sus cuentas en redes sociales. No funcionó como esperaba.

El primer fracaso llevó a Xiangfeng a buscar vías alternativas. Se dio de alta en sitios web especializados, trató de establecer contacto a través de chats y redes sociales, colocó anuncios en periódicos y revistas. Su colección de fracasos no ha hecho más que crecer cada día, alcanzando una cifra que parece inverosímil. Eso sí, suena un poco más creíble cuando el protagonista confiesa que a veces trata de conseguir citas parando a desconocidas por la calle. Todavía no ha encontrado ni una que le dé un ‘sí’, ni siquiera un ‘tal vez’.

¿Por qué tanto rechazo? Xiangfeng no cree que se deba a su falta de habilidades sociales. «Prefieren hombres altos y guapos y yo soy feo y bajito. También se fijan en el dinero, quieren un hombre que tenga su propia casa y no es mi caso», explica. Sus cuentas hablan de 80.000 intentos infructuosos en ocho años, divididos entre los 60.000 que ha recopilado a través de la red y otros 20.000 cara a cara. Muchos le han recomendado replantearse su concepto de ‘ligar’ y hacer las cosas de una forma más natural, pero el eterno soltero no escucha consejos.

Su caso se ha hecho viral y eso ha provocado que cientos de supuestas interesadas hayan tratado de contactarle a través de las redes sociales. Aunque estudiará las propuestas, Xiangfeng no tiene demasiadas esperanzas. «Cuando coloqué carteles en Pekín pasó lo mismo, pero ninguna de ellas quería salir conmigo en realidad. Sólo me hicieron perder el tiempo», comenta.