Solo 40 de 157 empresas importadoras de equipos médicos están operativas en Venezuela

Pacientes del Hospital Clínico Universitario descansan en la sala de emergencia durante una huelga de trabajadores del sector hospitalario  para exigir salarios justos e insumos / EFE/Cristian Hernández

 

 

Según la Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos, Odontológicos, de Laboratorios y Afines, 117 compañías han dejado de operar por fuerza de la crisis. Las empresas no tienen dólares y los centros de salud no tienen capacidad para mantener ni reponer los aparatos dañados, publica Crónica Uno.

Por 

La Sociedad Venezolana de Pediatría puntualiza que de 11 camas de que dispone la Terapia Intensiva del J. M. de los Ríos, solo cuatro están operativas, el resto no cuenta con equipos para brindar cuidados críticos a los niños. Faltan monitores, ventiladores, bombas de infusión y personal de enfermería. Según Provea, en 2017 se formularon 715 denuncias en el país en torno a las fallas de equipos médicos.
Caracas. La esperanza de vida languidece en los hospitales. La caída en la asignación de divisas a empresas importadoras de equipos, materiales e insumos de atención deja sus mayores secuelas en el gremio médico, un sector cuyo margen de maniobra para la detección de enfermedades se ha hecho más delgado en los últimos cinco años.

El panorama se torna devastador para una profesión acorralada por el cierre técnico que paraliza los centros de salud, el síntoma más visible de la opacidad gubernamental. A propósito de ello, la Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos, Odontológicos, de Laboratorios y Afines (Avedem), precisa que de 157 empresas importadoras de equipos afiliadas a Avedem, 40 permanecen activas, lo que en términos porcentuales significa que solo 25 % del ramo se mantiene a flote.

De acuerdo con las estimaciones de Avedem, 117 compañías han dejado de operar por fuerza de la peor crisis económica que atraviesa Venezuela. Antonio Orlando, miembro de la junta directiva y portavoz de la asociación, señala que la mayoría de sus afiliados tiene problemas para traer nuevos equipos al país

Las empresas no tienen dólares, su personal se ha ido del país y los centros de salud no tienen capacidad para mantener ni reponer los aparatos dañados”, explica Orlando, quien asegura que pese al alza de dólar paralelo resulta más fácil reponer un equipo inoperativo que repararlo.

Su lectura no es una apreciación al margen de la crisis. La obsolescencia del andamiaje para el diagnóstico médico también queda retratada en la Encuesta Nacional de Hospitales 2018. El estudio, publicado el primer trimestre de este año, advierte que los servicios de diagnóstico están paralizados o funcionan de manera intermitente en los hospitales y en algunas clínicas.

En 2017, señala esa investigación divulgada por la Asamblea Nacional (AN), 97 % de los laboratorios estaban inoperativos, en la mayoría de los casos por falta de mantenimiento, un problema al que hoy se suman con igual fuerza las fallas de agua y el racionamiento de energía eléctrica en las principales ciudades.

Siga leyendo en Crónica Uno