En imágenes: Muertos y saqueos en Haití previo a huelga de dos días

Los coches incendiados que fueron quemados durante los saqueos que se produjeron en un mercado se ven en Delmas, una comuna de Puerto Príncipe, durante las protestas contra el aumento del precio del combustible, el 8 de julio de 2018.
El 8 de julio de 2018 se produjeron nuevos saqueos en las calles de la capital haitiana, a pesar de los llamados a la calma después de dos días de protestas mortales por la suspensión definitiva de los precios del combustible. En el corazón de Puerto Príncipe, los periodistas de la AFP vieron saquearse algunas tiendas, mientras los grupos comenzaron a erigir nuevas barricadas en las afueras de la capital. / AFP PHOTO / HECTOR RETAMAL

 

El presidente de Haití Jovenel Moise llamó la noche de este sábado a los manifestantes a retirarse de las calles, paralizadas por una ola de violencia desde el viernes, señalando que ya “corrigió lo que había que corregir”, al referirse a la decisión de suspender el alza en los precios de los combustibles, reseña AFP.

“Tan pronto ustedes hablaron, yo escuché. Desde que comenzaron a enviarme ese mensaje desde la tarde de ayer, yo lo recibí y corregí lo que había que corregir”, dijo Moise en un mensaje a la nación transmitido por la televisión estatal.

“Ustedes que me observan esta tarde, les pido a todos: regresen a sus hogares. La policía y a justicia van a tomar el control para limpiar las calles”, precisó.

– “Estado responsable” –

Durante su discurso de unos veinte minutos, el jefe de Estado haitiano, acompañado de su esposa, no hizo anuncios importantes ante la magnitud de los daños pero envió un mensaje de apoyo a las víctimas.

“Les digo que no dirijo un Estado irresponsable: este Estado estará siempre allí frente a los responsables de estos actos porque nosotros, haitianos, tenemos gente que nos dirige”, afirmó Moise.

Desde el viernes al mediodía, la capital está totalmente paralizada por la violencia: numerosos comercios fueron saqueados e incendiados. Varios vehículos han sido quemados por grupos de manifestantes que levantaron barricadas en varias avenidas, impidiendo a muchas personas regresar a sus hogares.

El viernes, al menos una persona murió tras un incidente con un grupo de manifestantes. La víctima fue linchada al intentar forzar su pasaje en una barricada. El cuerpo del hombre, un oficial asignado a la seguridad de un dirigente de un partido de oposición, fue luego incinerado en medio de la calzada.

El sábado al mediodía, un hombre joven murió a balazos en las cercanías de un supermercado que había sido tomado por asalto por la multitud, según constató un periodista de la AFP.

Debido a esta situación, el gobierno de Haití suspendió este sábado el alza de precios de los productos petroleros.

Apenas unas horas después de haber llamado a la población a que tenga “paciencia” e intentar convencerla en un discurso televisivo de la necesidad del aumento de los precios, el primer ministro Jack Guy Lafontant decidió suspender la medida “hasta nuevo aviso”, según escribió en Twitter.

El viernes, el gobierno haitiano anunció un fuerte incremento de las tarifas de los carburantes en cumplimiento de un acuerdo con el FMI suscrito hace cinco meses. La decisión implicaba el aumento de la gasolina en 38%, del diésel en 47% y el del querosén en 51%.

Incluso antes del anuncio de esta medida, el primer ministro, designado en mayo de 2017, estaba en la cuerda floja, y en la cámara de Diputados, dominada por los partidarios del presidente Jovenel Moise, llegó a realizarse una sesión sobre el futuro de su gobierno.

Su súbita marcha atrás, que refuerza las críticas que se le hacen respecto a su debilidad política, podría acelerar el fin de su mandato.

– Alza insoportable –

El nuevo marco de referencia entre el FMI y Haití, firmado en febrero, implicaba el cese de la subvención pública de los productos petroleros, fuente frecuente del déficit de las cuentas públicas.

El aumento de esos productos fue considerado insoportable por la mayoría de la población de este país que enfrenta una pobreza extrema, un desempleo masivo y una inflación superior a 13% por tercer año consecutivo.

El gobierno defiende la disminución de estas subvenciones públicas porque, según asegura, privilegiaban injustamente la economía de los ciudadanos de la vecina República Dominicana, que cruzan la frontera en busca de precios más baratos de combustible.

Desde el anuncio del aumento de precios, las estaciones de servicio de las principales ciudades del país suspendieron la distribución de carburantes.

 

Fotos de Reuters y AFP

 

Los manifestantes destruyen un cartel del presidente haitiano Jovenel Moise mientras se manifestaban en el suburbio de Petion-Ville, en Puerto Príncipe, el 7 de julio de 2018, en contra de un aumento en los precios del combustible.
El primer ministro de Haití, Jack Guy Lafontant, pidió el sábado paciencia para los residentes de la nación caribeña en medio de las mortales protestas por el impopular aumento de los precios del combustible. Al menos una persona ha muerto allí el día anterior. La capital se ha paralizado desde el 6 de julio, luego del anuncio gubernamental de que los precios de la gasolina aumentarían en un 38 por ciento, el diesel en un 47 por ciento y el queroseno en un 51 por ciento a partir de este fin de semana.
  / AFP PHOTO / Hector RETAMAL / ALTERNATIVE CROP

 

Los manifestantes mueven neumáticos para cerrar una calle en el suburbio de Petion-Ville, en Puerto Príncipe, el 7 de julio de 2018, para protestar contra el aumento en los precios del combustible.
El primer ministro de Haití, Jack Guy Lafontant, pidió el sábado paciencia para los residentes de la nación caribeña en medio de las mortales protestas por el impopular aumento de los precios del combustible. Al menos una persona ha muerto allí el día anterior. La capital se ha paralizado desde el 6 de julio, luego del anuncio gubernamental de que los precios de la gasolina aumentarían en un 38 por ciento, el diesel en un 47 por ciento y el queroseno en un 51 por ciento a partir de este fin de semana.
  / AFP PHOTO / HECTOR RETAMAL

 

Los autos quemados se ven en el estacionamiento de un hotel en Puerto Príncipe después de que los manifestantes los incendiaron el 7 de julio de 2018, durante una manifestación contra el intento del gobierno de aumentar los precios del combustible.
El primer ministro de Haití, Jack Guy Lafontant, anunció el sábado la suspensión “hasta nuevo aviso” de un impopular alza de los precios del combustible que desencadenó una ola de protestas violentas en todo el país caribeño. Justo antes de la declaración, el líder de la cámara baja del parlamento de Haití había amenazado con una toma del poder del gobierno si los aumentos de los precios del combustible no se revertían.
  / AFP PHOTO / HECTOR RETAMAL

 

Los haitianos llevan a un herido a una ambulancia en la comuna de Petion Ville durante las protestas contra el aumento de los precios del combustible, el 7 de julio de 2018 en Puerto Príncipe.
El primer ministro de Haití, Jack Guy Lafontant, anunció el sábado la suspensión “hasta nuevo aviso” de un impopular alza de los precios del combustible que desencadenó una ola de protestas violentas en todo el país caribeño. Justo antes de la declaración, el líder de la cámara baja del parlamento de Haití había amenazado con una toma del poder del gobierno si los aumentos de los precios del combustible no se revertían.
  / AFP PHOTO / HECTOR RETAMAL

 

Se ve a un hombre muerto mientras la policía haitiana guarda un supermercado saqueado en la comuna de Petion Ville, el 7 de julio de 2018 durante las protestas contra el aumento en los precios del combustible.
El primer ministro de Haití, Jack Guy Lafontant, anunció el sábado la suspensión “hasta nuevo aviso” de un impopular alza de los precios del combustible que desencadenó una ola de protestas violentas en todo el país caribeño. Justo antes de la declaración, el líder de la cámara baja del parlamento de Haití había amenazado con una toma del poder del gobierno si los aumentos de los precios del combustible no se revertían.
  / AFP PHOTO / HECTOR RETAMAL

 

Humo del hotel Oasis donde los autos fueron quemados en el estacionamiento del hotel, después de que los manifestantes los prendieron fuego durante las protestas contra el aumento del precio del combustible, el 7 de julio de 2018.
El primer ministro de Haití, Jack Guy Lafontant, anunció el sábado la suspensión “hasta nuevo aviso” de un impopular alza de los precios del combustible que desencadenó una ola de protestas violentas en todo el país caribeño. Justo antes de la declaración, el líder de la cámara baja del parlamento de Haití había amenazado con una toma del poder del gobierno si los aumentos de los precios del combustible no se revertían.
  / AFP PHOTO / HECTOR RETAMAL

 

En esta foto de archivo tomada el 7 de julio de 2018, personas llevan botín de una tienda en la comuna de Petion Ville durante una protesta contra el aumento en los precios del combustible, en Puerto Príncipe.
El 8 de julio de 2018 se produjeron nuevos saqueos en las calles de la capital haitiana, a pesar de los llamados a la calma después de dos días de protestas mortales por la suspensión definitiva de los precios del combustible. En el corazón de Puerto Príncipe, los periodistas de la AFP vieron saquearse algunas tiendas, mientras los grupos comenzaron a erigir nuevas barricadas en las afueras de la capital.
  / AFP PHOTO / HECTOR RETAMAL

 

La gente choca con la policía haitiana antes de saquear las tiendas en Delmas, una comuna cerca de Puerto Príncipe, durante las protestas contra el aumento del precio del combustible, el 8 de julio de 2018.
El 8 de julio de 2018 se produjeron nuevos saqueos en las calles de la capital haitiana, a pesar de los llamados a la calma después de dos días de protestas mortales por la suspensión definitiva de los precios del combustible. En el corazón de Puerto Príncipe, los periodistas de la AFP vieron saquearse algunas tiendas, mientras los grupos comenzaron a erigir nuevas barricadas en las afueras de la capital. / AFP PHOTO / HECTOR RETAMAL

 

Residentes y saqueadores huyen cuando la policía haitiana llega a Delmas, una comuna cerca de Puerto Príncipe, durante las protestas contra el aumento del precio del combustible, el 8 de julio de 2018.
El 8 de julio de 2018 se produjeron nuevos saqueos en las calles de la capital haitiana, a pesar de los llamados a la calma después de dos días de protestas mortales por la suspensión definitiva de los precios del combustible. En el corazón de Puerto Príncipe, los periodistas de la AFP vieron saquearse algunas tiendas, mientras los grupos comenzaron a erigir nuevas barricadas en las afueras de la capital. / AFP PHOTO / HECTOR RETAMAL

 

Los saqueadores se llevan artículos en Delmas, una comuna cerca de Puerto Príncipe, durante las protestas contra el aumento del precio del combustible, el 8 de julio de 2018.
El 8 de julio de 2018 se produjeron nuevos saqueos en las calles de la capital haitiana, a pesar de los llamados a la calma después de dos días de protestas mortales por la suspensión definitiva de los precios del combustible. En el corazón de Puerto Príncipe, los periodistas de la AFP vieron saquearse algunas tiendas, mientras los grupos comenzaron a erigir nuevas barricadas en las afueras de la capital. / AFP PHOTO / HECTOR RETAMAL

 

Los coches incendiados que fueron quemados durante los saqueos que se produjeron en un mercado se ven en Delmas, una comuna de Puerto Príncipe, durante las protestas contra el aumento del precio del combustible, el 8 de julio de 2018.
El 8 de julio de 2018 se produjeron nuevos saqueos en las calles de la capital haitiana, a pesar de los llamados a la calma después de dos días de protestas mortales por la suspensión definitiva de los precios del combustible. En el corazón de Puerto Príncipe, los periodistas de la AFP vieron saquearse algunas tiendas, mientras los grupos comenzaron a erigir nuevas barricadas en las afueras de la capital. / AFP PHOTO / HECTOR RETAMAL

 

Los coches incendiados que fueron quemados durante los saqueos que se produjeron en un mercado se ven en Delmas, una comuna de Puerto Príncipe, durante las protestas contra el aumento del precio del combustible, el 8 de julio de 2018.
El 8 de julio de 2018 se produjeron nuevos saqueos en las calles de la capital haitiana, a pesar de los llamados a la calma después de dos días de protestas mortales por la suspensión definitiva de los precios del combustible. En el corazón de Puerto Príncipe, los periodistas de la AFP vieron saquearse algunas tiendas, mientras los grupos comenzaron a erigir nuevas barricadas en las afueras de la capital. / AFP PHOTO / HECTOR RETAMAL

 

Contenido gráfico / El cuerpo de un hombre asesinado durante un saqueo en un mercado, se ve durante las horas de la mañana, en Delmas, Puerto Príncipe, durante las protestas contra el aumento del precio del combustible, el 8 de julio de 2018.
El 8 de julio de 2018 se produjeron nuevos saqueos en las calles de la capital haitiana, a pesar de los llamados a la calma después de dos días de protestas mortales por la suspensión definitiva de los precios del combustible. En el corazón de Puerto Príncipe, los periodistas de la AFP vieron saquearse algunas tiendas, mientras los grupos comenzaron a erigir nuevas barricadas en las afueras de la capital. / AFP PHOTO / HECTOR RETAMAL

 

La gente huye de la policía haitiana después de saquear en tiendas en Delmas, una comuna cerca de Puerto Príncipe, durante las protestas contra el aumento del precio del combustible, el 8 de julio de 2018.
El 8 de julio de 2018 se produjeron nuevos saqueos en las calles de la capital haitiana, a pesar de los llamados a la calma después de dos días de protestas mortales por la suspensión definitiva de los precios del combustible. En el corazón de Puerto Príncipe, los periodistas de la AFP vieron saquearse algunas tiendas, mientras los grupos comenzaron a erigir nuevas barricadas en las afueras de la capital. / AFP PHOTO / HECTOR RETAMAL

 

La gente saquea las tiendas en Delmas, una comuna cerca de Puerto Príncipe, durante las protestas contra el aumento del precio del combustible, el 8 de julio de 2018.
El 8 de julio de 2018 se produjeron nuevos saqueos en las calles de la capital haitiana, a pesar de los llamados a la calma después de dos días de protestas mortales por la suspensión definitiva de los precios del combustible. En el corazón de Puerto Príncipe, los periodistas de la AFP vieron saquearse algunas tiendas, mientras los grupos comenzaron a erigir nuevas barricadas en las afueras de la capital. / AFP PHOTO / HECTOR RETAMAL

 

Se ve un bote quemado dentro de las instalaciones de la aduana en Malpasse, Haití, el 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares

 

Las personas que viajan en motocicletas pasan por un automóvil quemado fuera de las instalaciones de la aduana en Malpasse, Haití, el 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares

 

Un niño entra dentro de las instalaciones aduaneras destruidas en Malpasse, Haití, el 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares

 

Se ven dos autobuses quemados dentro de las instalaciones de la aduana en Malpasse, Haití, el 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares

 

Un hombre monta una bicicleta junto a un automóvil quemado en las afueras de Croix-des-Bouquets, Haití, el 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares

 

Un hombre pasa frente a un automóvil quemado en las afueras de Croix-des-Bouquets, Haití, el 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares

 

La gente camina a lo largo de una carretera bloqueada por rocas en Croix-des-Bouquets, Haití, 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares

 

Un niño que lleva su bicicleta pasa a través de una barricada en las afueras de Croix-des-Bouquets, Haití, 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martínez Casares TPX IMÁGENES DEL DÍA

 

Un oficial de la Policía Nacional de Haití sostiene a una mujer encontrada dentro de una oficina bancaria en una zona comercial saqueada durante las protestas contra los aumentos de los precios del combustible en Puerto Príncipe, Haití, el 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares

 

Agentes de la Policía Nacional de Haití escoltan a un hombre que se encuentra dentro de una oficina bancaria en una zona comercial saqueada durante las protestas contra los aumentos de los precios del combustible en Puerto Príncipe, Haití, 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares

 

Un oficial de la Policía Nacional de Haití escolta a una mujer encontrada dentro de una oficina bancaria en una zona comercial que fue saqueada durante las protestas contra los aumentos de los precios del combustible en Puerto Príncipe, Haití, el 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares

 

Una mujer entra dentro de un supermercado que fue saqueado durante las protestas contra los aumentos de los precios del combustible en Puerto Príncipe, Haití, el 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares

 

Un niño come un tarro de comida para bebés en un supermercado que fue saqueado durante las protestas contra los aumentos de los precios del combustible en Puerto Príncipe, Haití, el 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares

 

Un niño mira desde un supermercado que fue saqueado durante las protestas contra los aumentos de los precios del combustible en Puerto Príncipe, Haití, el 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares

 

La gente espera en una estación de servicio en Port-au-Prince, Haití, el 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares

 

Dos hombres caminan junto a coches quemados en una calle de Puerto Príncipe, Haití, el 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares

 

La Policía Nacional de Haití vigila una zona comercial que fue saqueada durante las protestas contra los aumentos de los precios del combustible en Puerto Príncipe, Haití, el 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares

 

Un hombre habla con un oficial de la Policía Nacional de Haití que custodia un área comercial que fue saqueada durante las protestas contra los aumentos de los precios del combustible en Puerto Príncipe, Haití, el 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares

 

Los haitianos atraviesan una barricada en una calle de Puerto Príncipe, Haití, el 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares

 

Un oficial de la Policía Nacional de Haití saca un neumático de una barricada en una calle de Puerto Príncipe, Haití, el 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares

 

Un automóvil de la Policía Nacional de Haití conduce junto a barricadas en una calle de Puerto Príncipe, Haití, el 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares

 

La gente huye mientras la policía usa gas lacrimógeno para dispersar a la gente en una calle de Puerto Príncipe, Haití, el 8 de julio de 2018. REUTERS / Andres Martinez Casares