Marcos Hernández López: Para el gobierno revolucionario, venganza es…

Marcon Hernández López @Herconsultores

 

 

Contexto Venezuela 2018 Junio / Estudio de campo / Si le tocara evaluar la
gestión del gobierno de Nicolás Maduro, ¿Usted diría que es positiva o
negativa para el país?

 

 

Para comprender la etimología de la palabra venganza, tiene sus complejidades y sus situaciones. Sin embargo, analizar la palabra dentro del contexto venezolano, la noción de venganza para el gobierno de Maduro derivaría en:

Venganza es, más de 4 millones de venezolanos abandonen su país en busca de calidad de vida en el plano existencial, asegurar el futuro de sus familias. Venganza es, no abrir un canal humanitario para salvar vidas.

Venganza es, los venezolanos nacen endeudados. Los expertos ubican el monto actual de la deuda externa en 150 millardos de dólares, lo que involucra que cada ciudadano debe más 5.000 dólares por ese compromiso que adquirieron el gobierno Maduro y Petróleos de Venezuela. El cálculo de la cuota per cápita de la deuda se basa en una población de 31,7 millones de individuos en 2018, según las proyecciones.

Venganza es, no reconocer la situación económica está atada a la crisis social que a su vez emerge tras años de erradas decisiones políticas de los líderes de la revolución bolivariana marcadas por expropiaciones de empresas, muerte del aparato productivo y un perverso control de cambio que se inició en 2003.

Venganza es, sembrar sistemáticamente el caos económico y social, causado por la crisis política en la que se encuentra sumergida Venezuela, no será resuelta con la reelección de Maduro, con una inflación anualizada sobre 23.000% este año – según los especialistas en materia económica – continuaremos dentro de un clima de hiperinflación, activando protestas por mejoras de sueldos y salarios, los malos
servicios públicos en todo el país y apuntalándose la severa escasez de alimentos, medicinas y repuestos para todo tipo de vehículos.

Venganza es, Venezuela está en el ranking entre los tres primeros países mas peligro del mundo. Venganza es, en los barrios más pobres y escuelas de Venezuela los niños se desmayan porque no tienen qué comer, hay hambre.

Venezuela un país en profunda crisis social, dividido tras 20 años del llamado “socialismo del siglo XXI” inventado por Hugo Chávez y todavía desconcertado por la dura caída de una sociedad acostumbrada en otros tiempos al lujo y el despilfarro gracias al “boom” petrolero.

Venganza es, los CLAP y Carnet de la Patria, son utilizados como una política social apunta a la manipulación de control social / político e intrínsecamente el gobierno utiliza política para pedir fidelidad a la revolución, esta política social de sustancia populista, tiene sus coordenadas en blindar estratégicamente a los eventos electorales, realidad develada con los censos pueden someter al pueblo para que no expresen su voluntad y sus derechos, por medio de la amenaza implícita de que no serán beneficiados con los CLAP.

Venganza es, quebrar a PDVSA haciendo alianzas bajo el enfoque perder/perder y entregar de manera estratégica el Arco Minero a los aliados del proyecto político revolucionario, no importando el daño que produce la recia explotadora y expoliadora con nuestros recursos naturales no renovables.

Venganza es, La entrega de los bloques de la faja petrolífera del Orinoco a rusos y chinos, violando
la soberanía nacional. Es una política entreguista, literal.

Venganza es, en lo más básico, los venezolanos se monten en camiones o “perreras” sin ninguna seguridad como solución al problema del transporte, docentes universitarios vayan a dar clases con los zapatos rotos no puedan adquirir calzados nuevos incluso mandarlos arreglar por sus precarios salarios que no llega 3 dólares mensuales.

El servicio eléctrico no funcione por falta de inversión y pasemos hasta más de 72 horas sin este servicio. El problema del agua se incrementa cada día, calles y avenidas deterioradas como si estuviéramos viviendo una post guerra, precariedad en el alumbrado público… esto es parte del drama.

La aguda crisis económica, social y política ha derivado en apreciaciones negativas en millones venezolanos, percepciones nada esperanzadoras para el legado de Chávez.

La gente se cansó de esperar, se ilusiono con una falsa revolución bonita o redentora, que tuvo muchos dólares y puso a soñar a los desposeídos. La postura de la indiferencia de un pueblo hacia gobierno Maduro cada día cobra una gran dimensión, es una actitud intolerante casi generalizada, rebelde, de mucho rechazó, potenciada por diversas violaciones a los derechos humanos, abusos, inseguridad,
represión desmedida de diversos cuerpos de seguridad del Estado. No obstante, Maduro trata de construir verdades sobre las tangibles mentiras. En su complejidad intrínseca que vive el presidente, es un convencido poseedor de la verdad absoluta.

Pero, lamentablemente la verdad no se compra en ninguna parte, es relativa, nadie va a una tienda o supermercado a comprar verdades.

Venganza es, ¿Aferrarse al poder no importando los medios y arrinconando con acciones anti democráticas 81,5% de los venezolanos rechazan la gestión de Nicolás Maduro?…

Correo: hernándezhercon@gmail.com
Síguenos en Twitter: @Hercon44 / @Herconsultores
Visita nuestra web: www.hercon.com.ve