Partido en el poder en Guinea Ecuatorial protesta por injerencia de España

 

El Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE), en el poder, expresó su “malestar” y su “protesta” contra la “injerencia” de España, que “lamentó el fallecimiento” de un opositor en prisión.

AFP

El PDGE reaccionaba así a un “infortunado comunicado” relativo a las “falsas muertes de dos supuestos presos políticos”, según un comunicado del partido que recibió el domingo la AFP.

El Ministerio español de Asuntos Exteriores había lamentado el jueves “profundamente el fallecimiento en la cárcel” de un militante del partido de oposición Ciudadanos por la Innovación (CI), disuelto en febrero.

“España traslada nuevamente su consternación por el fallecimiento de Juan Obama Edú, al igual que hizo el pasado mes de enero tras el fallecimiento del también militante del partido ‘Ciudadanos por la Innovación’ Santiago Ebee Ela, cuando se encontraba bajo custodia de las Fuerzas de Seguridad, en la Comisaria Central de Policía de Malabo, y cuyas circunstancias siguen aún sin esclarecer”, dijo el ministerio, que reclamó “una investigación pública y urgente”.

CI había denunciado el miércoles la muerte de su militante “después de sufrir torturas” en prisión.

El militante de CI, que según su partido y el gobierno español falleció, formaba parte de una treintena de opositores condenados en febrero a más de 30 años de prisión por “sedición, desorden público, heridas graves y atentado contra la autoridad” por unos incidentes ocurridos durante una manifestación en Aconibe (este) en noviembre de 2017.

El 11 de junio, CI presentó una demanda por “torturas” contra el ministro de Seguridad, Nicolas Obama Nchama, y contra la policía de Malabo, Bata y Aconibe.

La controversia diplomática por la presunta muerte de Obama Edú llega unos días antes de la apertura de un “diálogo nacional”, en presencia de representantes de la comunidad internacional, convocado por el gobierno para “preservar la paz” en Guinea Ecuatorial, una excolonia española.

El presidente del país, Teodoro Obiang Nguema, anunció el miércoles una “amnistía total” para los presos políticos y los opositores.

La oposición acogió con prudencia este anuncio, destacando que esperaba la liberación de dichos presos.

El poder había anunciado una amnistía similar en 2014, pero no todos los presos fueron puestos en libertad, según Amnistía Internacional.

Opositores y organizaciones internacionales acusan con regularidad al régimen del presidente Obiang, en el poder desde 1979, de ataques contra los derechos humanos.