Puerto Rico atento a Beryl, que se disipa antes de llegar a las Antillas Menores

Imagen cedida por el Centro Nacional de Huaracanes (NHC) donde se observa los pronósticos de tres días de la trayectoria de la tormenta tropical Beryl. EFE/NHC-NOAA/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

 

Puerto Rico mantiene todas las medidas de prevención ante el paso por la región de la que era tormenta tropical Beryl, que se disipó este domingo antes de llegar a las Antillas Menores, donde se sigue con atención el desarrollo del sistema ya con mayor tranquilidad.

El Ejecutivo de San Juan no quiere sorpresas y el gobernador de la isla, Ricardo Rosselló, informó que se mantendrán todas las medidas preventivas, mientras que en las Antillas Menores los gobiernos de esos pequeños territorios caribeños continúan pidiendo prudencia a la población.

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) de EE.UU. informó en su último boletín de las 17.00 hora local (21.00 GMT) que el remanente de Beryl sigue dirigiéndose a las Islas de Barlovento a 43 km/h y advierte de que podría volver a fortalecerse a lo largo de la semana.

Los Gobiernos de las Antillas Menores retiraron la alerta por tormenta tropical, aunque Barbados la mantiene pero reduciendo su nivel.

El boletín del CNH prevé que Beryl deje acumulaciones de lluvia de entre 32 y 48 centímetros cúbicos en las Islas de Sotavento, Puerto Rico e Islas Vírgenes, con cantidades localmente más altas, que podrían alcanzar 82 centímetros cúbicos.

Dominica, la isla que parecía que iba a ser la más afectada por la trayectoria de Beryl, dio por finalizada la alerta de tormenta tropical

El Gobierno de Dominica, a pesar de la degradación, estableció una advertencia de inundaciones que permanecerá vigente hasta el mediodía del lunes.

Las autoridades de Dominica aconsejan a las personas en áreas propensas a inundaciones y deslizamientos de tierra que permanezcan extremadamente atentas ante la posibilidad de inundaciones repentinas, que se advierte podrían ser mortales.

Dominica espera mar en mal estado esta noche y hasta el lunes, por lo que se aconseja a todos los usuarios de embarcaciones que permanezcan atentos y sigan tomando precauciones.

El Gobierno de Barbados también ha pedido precaución a sus ciudadanos, aunque la degradación del sistema ha provocado que la situación se tome con mayor tranquilidad.

Los países de las Antillas Menores extremaron las medidas de seguridad durante las jornadas previas condicionados por el huracán María del pasado mes de septiembre, un ciclón que dejó destrucción y muertes en la región difíciles de olvidar.

El gobernador de Puerto Rico destacó que seguirá de cerca el paso de los remanentes de Beryl por Guadalupe y Dominica por si estos dos territorios necesitaran de alguna ayuda.

Puerto Rico, donde el Gobierno mantiene algo más de 60 muertes como consecuencia del paso de María, es uno de los territorios caribeños en los que más se extreman las medidas de seguridad en previsión del paso de Beryl.

Rosselló mantiene todavía el estado de emergencia a pesar de la degradación del sistema.

Y advirtió -con reiteración- a la ciudadanía que esté atenta al desarrollo del sistema y que no se subestime el peligro de Beryl.

“No se puede bajar la guardia”, destacó Rosselló en conferencia de prensa.

El CNH prevé que las condiciones ambientales se volverán propicias para la regeneración de un ciclón tropical en unos días, cuando los remanentes de Beryl se muevan a través de las Bahamas y el Atlántico occidental.

Los vientos de fuerza de tormenta tropical se extienden hasta 75 km desde el centro de un fenómeno que generará fuertes vientos esta noche principalmente en Dominica y Guadalupe y el lunes en las Islas Vírgenes y Puerto Rico.

EFE