“Derrame petrolero demuestra la incompetencia del Gobierno”

Prensa UNT

 

El secretario general de Un Nuevo Tiempo en Monagas (UNT), Ángel Aristimuño, condenó la respuesta emitida por el gobierno regional tras el derrame petrolero ocurrido el pasado 6 de julio en el Complejo Operacional Jusepín de Pdvsa, desbordamiento que tocó las aguas del Río Guarapiche, principal fuente de consumo del vital líquido en las parroquias de Maturín.

“El Gobierno trata de manejar de forma hermética las causas y consecuencias del derrame ocurrido en la misma planta que en 2012, hecho que demuestra la incapacidad que tienen quienes dirigen la industria petrolera para prevenir este tipo de situaciones. Tengo fuentes que aseguran que este derrame supera los 200 mil litros de petróleo y eso es una amenaza contra nuestros ciudadanos”, sentenció Aristimuño.

El secretario general de UNT destacó que “el 70% de los maturineses se abastecen de agua del Río Guarapiche” y a su vez criticó la falta de un plan de contingencia por parte de Aguas de Monagas para atender la demanda del vital líquido en las parroquias afectadas. “Ya Maturín llevaba más de 15 días en agonía por el pésimo servicio de agua potable que presta Aguas de Monagas y ahora el viacrucis se extenderá por la incapacidad de este Gobierno”, rechazó.

Igualmente, comentó que desde UNT exigirán a las autoridades del estado una prueba que determine la potabilidad del agua del Río Guarapiche donde participen especialistas de la Universidad de Oriente y del sector privado. Advirtió que el derrame de petróleo causa profundos daños al ecosistema y en caso de que el agua sea consumida por el ser humano, éste podría sufrir consecuencias de salud irreversibles.

Nota de Prensa